Deportes

Llena de historia, Arena México cumple 62 años

La falta de un escenario de sus capacidades y condiciones obligó a la construcción de la Arena México, la cual ha significado en sus casi 62 años de historia el sueño y el punto máximo en la carrera de luchadores.

Ubicada en la calle Dr. Lavista, en la colonia Doctores de la capital mexicana, la Arena México fue construida y pensada para recibir funciones de lucha libre, luego de que más de seis mil aficionados se quedaron afuera de la Coliseo en la lucha de máscaras entre El Santo y Black Shadow.

ArenaMexico_TerritorioInformativo

Así, el sueño de Salvador Lutteroth, considerado el padre de la lucha libre en México, se hizo realidad y “La Catedral” abrió sus puertas el 27 de abril de 1956 en una velada donde Blue Demon y Rolando Vera enfrentaron a El Santo y Médico Asesino. Diseñada por el arquitecto José Francisco Bullman, la Arena México se convirtió en el deseo de todo luchador por pisarla, lo que se mantiene hasta la fecha, que ha visto pasar a los máximos ídolos del arte del pancracio y también caer decenas de máscaras.

La de El Gladiador fue la primera que cayó, el 21 de septiembre de 1956, en uno de los aniversarios de la Empresa Mexicana de Lucha Libre, cuando el “Enmascarado de Plata” dio a conocer el rostro de Luis Ramírez.

ARENA MEXICO_LUCHA MEXICO

Memorables batallas se han dado en “La Catedral”, como la de Rayo de Jalisco Jr, quien se recuperó de un “guitarrazo” para dejar sin máscara a Cien Caras, o cuando Blue Panther desenmascaró dos años después, en 1992, a Love Machine y con miles de aficionados que no pudieron entrar.

Atlantis, ícono del CMLL, dejó sin máscara a Villano III en una memorable batalla en marzo del 2000, unos años antes de que surgiera el personaje de Místico, quien con su sola presencia ocasionaba llenos en el inmueble.

Lucha-Libre-Arena-Mexico

Además de las máximas figuras mexicanas de la historia de la lucha libre, gladiadores foráneos también se presentaron, como Antonio Inoky, André el Gigante, Vampiro Canadiense, Chris Benoit, Chris Jericho, Eddie Guerrero, King Haku y Liger, entre otros.

Para aprovechar que el escenario podía adaptarse para recibir otro tipo de espectáculos, funciones de boxeo, el Circo Ruso de Moscú y el Atayde tuvieron cientos de presentaciones en la historia del inmueble, donde además se llevaron a cabo conciertos y hasta partidos de basquetbol con los Harlem Globetrotters.

La Arena México significó el punto máximo en la carrera de boxeadores amateurs, como los mexicanos Antonio Roldán y Ricardo Delgado, que hicieron sonar el Himno Nacional con su conquista del oro en el boxeo de los Juegos Olímpicos de 1968. Otros pugilistas, como Rubén “Púas” Olivares o Raúl “Ratón” Macías, ídolos de México y que fueron campeones del mundo, tuvieron la oportunidad de pelear en “La Catedral”.

Este viernes, en su cumpleaños 62, el escenario capitalino tendrá otra importante velada, en la que destaca el choque de cabelleras entre Princesa Sugehit y Seductora, una que dará un paso a la consagración y otra que volverá “pelona” a casa.

Mientras cientos o miles de luchadores se desempeñan cada noche o semana en todo el territorio nacional, presentarse en la Arena México se mantiene como el sueño de todos, pues representa el máximo escenario luchístico del país y de los más reconocidos en el mundo.

Deja un comentario