Columnas

El oso ruso rugio ¿Dónde quedaron las estadísticas?

Que interesante es la vida, no hay estadística ni encuesta que nos garantice el futuro, digo alguien esperaba un 5-0 en el partido de inicio de este mundial, nadie aposto por eso. Triste pero cierto las apuestas en este momento son un indicador importante en todas las áreas de la vida. Yo como Dostoievski, prefiero estar lejos de ellas.

Tres reflexiones sobre las elecciones en México.

La primera, hay alrededor de un 30% del electorado, que nos mantiene en suspenso, no queda claro, hacia donde dirigirán su voto, es acaso un voto oculto, es un voto indeciso, es todo eso y más. En particular creo que se dividirá de dos formas, un pequeño porcentaje para el primer lugar, y un mayor porcentaje para el que sea identificado como el caballo que puede alcanzar. ¿Por qué? Sencillo el voto oculto no es tradicional, es un voto, rebelde, inconforme, no se va totalmente con lo que dice la mayoría.

¿Cuál es la importancia de este fenómeno?, es enorme ya que definirá el escenario en las cámaras tanto alta como baja, y nos dirá con cuantos puntos llegara el primer lugar a la presidencia.

Segunda reflexión, el gobierno federal y toda la gente con poder que odia a López Obrador, debe entender cómo funciona el mundo, si en este momento implementan un truco sucio, una infamia estúpida, el efecto será totalmente contrario, solo lograran que Obrador llegue a los 50 puntos, y domine ambas cámaras.

La tercera reflexión, Antonio Solá tiene razón, en la mayoría de los países donde hay procesos electorales, Andrés Manuel López Obrador seria casi presidente, solo que Solá olvida un pequeño detalle, estamos en México. Y eso mi buen amigo puede ser un factor a considerar. Pero lo dijo usted bien en el análisis del post debate, si Obrador llega tan fuerte es por los dos contrincantes que le han facilitado el camino.

Deja un comentario