Columnas

Continuan los ataques contra la clase trabajadora

Los ataques contra las los trabajadores de la Ciudad de México, lejos de dividirlos los han unido más que nunca,  para defenderse de quienes buscan que se  desatiendan de los problemas diarios que se tienen que resolver para satisfacción de nueve millones de capitalinos y más de cinco millones que vienen diario a visitar la metrópoli.

Hoy más que nunca los más de 184 mil trabajadores han sido presionados, perseguidos por diversos actores políticos, sin embargo esos embates los ha fortalecido y como una sola persona  están decididos a defender al noble Sindicato Único de Trabajadores de la Ciudad de México (SUTGCDMX), porque por muchos lústros han defendido su imparcialidad, llegue quien llegue a la jefatura de gobierno.

Los trabajadores de la Ciudad de México, por  siempre han sido institucionales, así se han conducido, pues les queda claro que su deber es ofrecer los servicios que reclaman los capitalinos.

Las recientes inundaciones  registradas en diversas zonas de la capital de la república, representaron  un reto para los trabajadores, quienes con su experiencia laboraron  día y noche para normalizar las áreas y garantizar  el libre acceso y convivió de las miles de familias afectadas por las lluvias.

En esta época de lluvias, más del 50 por ciento de las 13 mil toneladas diarias de basura que genera la metrópoli van a parar a las coladeras, los trabajadores con todas las inclemencias del tiempo en contra, no vacilan ni un momento para recolectarla y dejarlas limpias para garantizar el paso del agua hacia el Emisor Oriente y así impedir más inundaciones y encharcamientos en perjuicio de miles de capitalinos.

Se dice fácil, pero en temporada de lluvias, los miles de trabajadores de la Ciudad de México realizan tareas de desazolve, mantenimiento de la infraestructura de agua potable, poda de árboles, recolección de basura, arreglar los desperfectos por falla en el suministro de energía eléctrica y cambio de luminarias.

Son labores que no se ven, pero garantizan seguridad y tranquilidad para los nueve millones de capitalinos.

Por eso, sin importar las inclemencias del tiempo o políticas, los agremiados al noble SUTGCDMX, se mantendrán firmes en sus convicciones de trabajar para los capitalinos, sin importar quien llegue a la jefatura de gobierno.

Por muchos años así se han mantenidos, imparciales ante cualquier acontecimiento acudiendo al llamado de los capitalinos cuando sus conocimientos y fuerza laboral son requeridos.

Así lo demostraron  después del sismo del 19 de septiembre de 2017 y de las inundaciones que recientemente afectaron a diversas zonas de la capital. Estamos para servir a los capitalinos y así será.

Deja un comentario