Entretenimiento

Estrena hoy… otra serie de futbol en Netflix

El Mundial de Rusia es el monstruo, el evento invencible en términos de audiencia. Entonces, algunas señales están intentando montarse a la fiebre futbolera, con programas especiales y series que giran en torno al deporte más popular.

En ese contexto, Netflix estrenó este domingo la serie mexicana La balada de Hugo Sánchez, el spin-off de la serie futbolera Club de Cuervos. Y los subió a la plataforma al término del partido Alemania-México, que se disputó al mediodía.

En ‘Club de cuervos’, el fútbol es sólo una excusa para hablar del conflicto de poder de la familia Iglesias a la hora de controlar el equipo Los Cuervos de Nuevo Toledo. El año pasado se estrenó la tercera temporada y ya anunciaron una cuarta para este año.

Uno de los personajes de la serie se llama Hugo Sánchez, interpretado por el actor y cantante Jesús Zavala. Su papel, en apariencia, es pequeño, se desempeña como asistente de Salvador “Chava” Iglesias (Luis Gerardo Méndez), hombre fuerte en el club, que busca tomar el control luego de la muerte de su padre.

Sin embargo, Hugo Sánchez fue ganando aceptación y Netflix decidió dedicarle una serie propia luego de la finalización de la segunda temporada de Club de Cuervos.

En ‘La balada…’, el equipo recibe una invitación para participar en el torneo exhibición Duelo de las Aves, que se realizará en Nicaragua, con un premio de cinco millones de dólares para el ganador. Luego de algunas diferencias entre los hermanos Iglesias, “Chava” se niega a viajar con el equipo. En su lugar, por supuesto, manda a su asistente.

Con el cargo de “gerente temporal”, Hugo viajará junto al equipo para acompañarlo en la aventura. Pero no sólo tiene que dedicarse a las cuestiones deportivas y logísticas de la delegación. También debe lidiar con una madre sobreprotectora, que tiene un comercio poco frecuente: una fábrica de ataúdes. Ella quiere que el nene no descuide el negocio.

En una reciente entrevista, el actor Jesús Zavala contó cómo fue el progreso de su personaje, un ayudante querible y con look formal de oficinista, en el ambiente rudo del fútbol mexicano.

“Todo comenzó en la segunda temporada, cuando el público comenzó a desarrollar cierto apego por el personaje y eso llamó la atención en las redes sociales. El hombre de la ficción tiene mucho que ofrecer: es reservado y tímido, pero al mismo tiempo con algo oscuro, raro, retorcido… Es exquisito”.

Deja un comentario