Entretenimiento

La grandeza de lo insólito: 9 películas filmadas con iPhones

En los últimos años, una de las herramientas de las que han podido disponer los realizadores de cine, además de las ya acostumbradas, son los iPhones: su tamaño, la capacidad de su batería y su calidad visual les han ofrecido a cineastas de todas las latitudes un sinfín de bondades que han podido transformar en imágenes y sonidos que cuenten una historia.

Incluso algunas casas productoras han podido consolidar contratos con Apple, para que financie parte de su filmación con estos teléfonos, ahora vueltos cámaras de cine. Quizá era sólo cuestión de tiempo para que, con el avance de la tecnología que ha insertado una cámara en cada teléfono celular que poseemos, el propio equipo cinematográfico se transformara.

Un preludio muy claro está en el equipo fotográfico, que pasó del rollo y el revelado, a la instantaneidad de lo digital, y de ahí a la siempre disponible cámara de bolsillo. Para tener un espectro más profundo de cómo ha penetrado el iPhone en la realización de filmes, hemos curado una lista de nueve de ellos que estuvieron filmados en su totalidad con este dispositivo móvil.

Unsane (2018)

Debutó en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Berlín. Se trata de un thriller de horror psicológico que sólo Steven Soderbergh hubiera podido hacer; escrita por Jonathan Bernstein y James Greer, narra la desesperada situación de Sawyer Valentini, una empresaria que en afán de deshacerse de un ex novio acosador, se enrola sin saberlo en una institución mental que no tiene salida.

Las estrictas reglas del lugar, que le prohíben a la mujer tener contacto con el exterior, son sólo el marco inicial para una lenta caída en la demencia y una lucha a muerte contra los propios demonios de Valentini.

Apenas en un par de días se estrenará en Estados Unidos, y se espera que sea una de las películas más excitantes de la temporada. Está, como dijimos, totalmente filmada con un IPhone. En Sundance, el propio Soderbergh dijo que estaba impresionado con la calidad del dispositivo: “Creo que ahí está el futuro. Quien quiera que vea mi película no sabrá que está filmada de esta manera. Tiene una calidad realmente fascinante y creo que seguiré utilizando iPhones para filmar mis próximas películas”.

Tangerine (2015)

No fue la primera película en filmarse totalmente un iPhones, pero ha sido por mucho la que mayor perfil mediático ha alcanzado. Se debut en el Festival de Sundance en 2015 fue algo así como una tormenta: tanto su calidad narrativa, como la de su producción, sentaron un importante paradigma.

Fue galardonada en Sundance con los premios Gotham Award y el Indie Spirit para Mya Taylor como mejor actriz de reparto. Además de su proyección en festivales americanos (Sundance, San Francisco, el de Seattle e incluso el de Provincetown) se proyectó también en Sídney, y en Karlovy Vary en la República Checa.

El año pasado la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas introdujo a su museo uno de los tres iPhone 5s con el que fue filmada esta película dirigida por Sean Baker.

And Uneasy Lies the Mind (2014)

Fue el primer largometraje en ser filmado enteramente con dispositivos móviles. Se trata de un thriller psicológico que sitúa a dos parejas en una cabaña. Peter y su esposa Julie parecen vivir en un sueño donde lo tienen todo, pero el viaje hacia las alturas de una montaña nevada, y el aislamiento en la cabaña, los harán pronto entrar en conflicto. Cuando un tercer personaje entre en escena, todo irá poco a poco descendiendo en la locura y la pulsión homicida.

Su director, Ricky Fosheim, ha dicho en entrevistas que filmar con los teléfonos fue un importante reto de producción: el clima frío de sus locaciones drenaba las baterías de los teléfonos en pocas horas, por lo que aveces tenían que meter los teléfonos en sus axilas para calentarlos y poder seguir grabando.

Night Fishing (2011)

El legendario director Park Chan Wook filmó este cortometraje enteramente con un iPhone 4; y fue financiado por KT, la empresa distribuidora de Apple en Surcorea en aquellos años.

El once de enero de 2011, el corto se presentó ante 100 reporteros, antes de debitar en salas ante el público. Su aparición más importante fue en la edición 61 del Festival Internacional de Cine de Berlín. En donde ganó el Oso de Plata.

Dancers of New York (2014)

Este cortometraje fue también filmado enteramente con un iPhone 6. Se trata del segundo esfuerzo del director Tristan Pope en este tipo de producciones. Su cortometraje Romance in New York, del mismo año, utilizó la misma técnica de filmación.

De trata de un díptico visual y narrativo, a través del cual Pope confiesa su amor por la Gran Manzana, pero también consolida su capacidad de contar historias breves de manera eficaz. Ambos trabajos han sido premiados en festivales, como por ejemplo el iPhone Film Festival y el Mobile Film Festival, dedicados exclusivamente a la recepción de trabajos filmados enteramente con estos equipos.

La experiencia ha sido relatada en numerosas ocasiones por el porpio Pope: “como fotógrafo, sé que si estás en una esquina con un trípode y una cámara DSLR los policías querrán hablar contigo. En cambio, con un iPhone, puedes entrar a pequeñas esquinas y captar ángulos que de otra forma sería imposible. Los policías, además, si te ven con un trípode u un iPhone, simplemente pasan de largo”.

Made in Paris (2017)

Se trata de un cortometraje cinemático grabado enteramente con un iPhone X. Su alta resolución le da ese toque cinemático que la casa productora AmnesiaArt estaba buscando.

De hecho, esta casa de producción ya había lanzado dos trabajos similares antes Portrait of London y Mont-Saint-Michel, grabados con iPhones 6 y 7 respectivamente.

Made in Paris es el retrato de una chef parisina especializada en postres, Elise Lepinteur.

The Painter of Jalouzi (2015)

Aunque la compañía multimedia RYOT se ha especializado últimamente en producciones VR; en 2015 sus fundadores David Darg y Bryn Mooser se embarcaron a Haiti con la ambición de filmar un documental que retratara íntimamente al país caribeño.

Así lo hicieron, con un iPhone 6 en mano, en resolución 4K, retrataron la vida y obra de Duval, un hombre que vive en uno de los barrios más pobres de Haiti, y que encuentra en el acto de pintar una genuina forma de expresión.

El documental corto de RYOT ha sido quizá uno de los que mejor han explotado las capacidades técnicas de los teléfonos, ya que posee imágenes a color que le rompen la quijada a cualquier espectador.

Snow Steam Iron (2017)

Apenas después de que el visionario director Zack Snyder completara su proyecto Justice Leage, se embarcó en uno muy diferente: la realización de este cortometraje, con un micro presupuesto, grabado enteramente con un i Phone 7.

Se estrenó en septiembre de 2017, cuando el propio Snyder lo compartió vía Twitter, con la leyenda: “lo que puedes hacer en un fin de semana libre, rodeado de talentosos amigos”.

Aunque en un primer momento el corto pudo verso solamente en la aplicación Vero, los fans del director subieron el material al Youtube. Fue filmado por Snyder, y su equipo de producción constó de sus hijos, y algunos amigos. Dura cuatro minutos.

… y la mexicana, Oso Polar (2017)

Se trata de la primera película mexicana filmada enteramente con un iPhone. Dirigida por Marcelo Tobar, debutó en el Festival Internacional de Cine de Morelia el año pasado, algo fuera de serie.

El propio director ha declarado que “a mí no me abrieron las puertas del cine; el teléfono se convirtió en mi ariete para tirar la puerta. En realidad, me parece que esto cambia muchas cosas y sienta un paradigma importante. demuestra que el cine ya no elitista si tienes rigor y cuidado. Es la democratización del cine”.

Protagonizada por Humberto Busto, Verónica Toussaint y Cristian Magaloni, se trata de un road trip por la Ciudad de México que retrata el reencuentro de tres viejos amigos de la primaria, y cómo, a pesar de los años, “seguimos siendo los mismos, es una explicación del pasado”, ha dicho Tobar.

Deja un comentario