Nacional Política

Tatiana Clouthier: “Nos dejan un país que no tiene gobernabilidad”

Para Tatiana Clouthier -quien fuera la coordinadora de la campaña de Andrés Manuel López Obrador-, el gobierno de Enrique Peña Nieto ha dejado un país marcado por la muerte y la desolación.

Ante el inicio de los foros de consulta para la pacificación nacional este martes, los cuales fueron convocados por el virtual presidente electo para atender la violencia en el país, la actual encargada de transición en el área de Gobernación es clara en su análisis sobre la situación que vive México: 

La gobernabilidad del país fue rebasada. El país no tiene gobernabilidad, es evidente”. 

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reveló que 2017 fue el año más violento en la historia de México, con 31 mil 174 homicidios registrados. El año previo con más casos fue 2011, en plena crisis del combate al crimen organizado.

Nos dejan un país de muertos. Y no sólo son los muertos sino lo que deja la muerte: desesperanza, dolor, tristeza. Tenemos familias destrozadas, otras que buscan cuerpos, hay desaparecidos, corrupción, abusos en derechos humanos. Hay un esquema de desolación, es muy palpable en el país. No lo tengo que decir yo, todos lo vemos”, expuso Clouthier en entrevista. 

Para Clouthier, el gobierno de Enrique Peña Nieto cometió un error al fusionar la Secretaría de Seguridad Pública dentro de la Secretaría de Gobernación. Ambas instituciones, ya ha adelantado López Obrador, serán separadas nuevamente.

En campaña, López Obrador prometió un proceso de paz o amnistía. El objetivo es, dice Clouthier, pacificar al país y buscar la verdad de qué ocurrió en los años de violencia.

No queremos la verdad para linchar a alguien, queremos la verdad para entender qué ocurrió y que no se vuelva a repetir”, explica.

Escenarios

El próximo 1 de septiembre, Tatiana Clouthier tomará protesta como diputada federal por Morena, el partido fundado por López Obrador, que la incluyó en su lista de legisladores plurinominales.

Será la segunda vez que funja como diputada federal. La primera fue con el PAN, al cual renunció en 2005 en protesta, entre otras causas, por la forma en que actuaba el partido en contra de López Obrador, entonces jefe de gobierno de la Ciudad de México y quien aspiraba, por primera vez, a la Presidencia de México. 

Aunque han corrido versiones sobre un futuro encargo como subsecretaria de Participación Ciudadana en Gobernación, ella prefiere ir paso por paso y dice que por ahora se concentra en el proceso de transición del nuevo gobierno.

“Yo tengo ahorita el encargo de la transición, en específico con el área de gobernación. Se han ofrecido muchas cosas, sí, pero ese no es el tema ahorita. Prefiero hablar de lo que puedo hacer ahorita y no de futuros. Y, en todo caso, a mí no me toca hacer los anuncios”. 

Las reuniones formales de transición con el gobierno actual, agrega, se darán una vez que el Tribunal electoral dé la constancia de candidato electo a López Obrador, lo que puede ocurrir a más tardar el próximo 6 de septiembre.

El triunfo

A poco más de un mes de que López Obrador ganó la presidencia de México, ella no se ve como la responsable del triunfo histórico, con más de 53% de la votación.

“Yo no puedo decir: ‘Yo fui la chingona que hizo que Andrés ganara’, porque no es cierto.Y, peor, anularía el trabajo de toda la gente en el país. Reconozco lo que hice y aporté. Las derrotas son huérfanas, pero esta victoria es de muchos”.  

Tatiana pone un ejemplo que conoció de cerca: el caso del expresidente Vicente Fox (2000-2006), con quien inició la alternancia política en México, y a quien ella apoyó antes de renunciar al PAN.

“Fox pensó que llegó a la Presidencia por su propio mérito. Nunca entendió que llegó ahí porque existió un movimiento estudiantil de 1968, un fraude electoral de 1988, el año 1994. Hay que entender la historia y no quiero que pase eso con este gobierno”. 

Bartlett

Hace unos días, López Obrador anunció que Manuel Bartlett será el nuevo titular de la Compañía Federal de Electricidad, la CFE. La decisión ha sido criticada por la opinión pública y ella misma, quien dijo públicamente que había mejores perfiles para el cargo.

Bartlett es señalado por haber orquestado un supuesto fraude presidencial en 1988, con el que se le arrebató el triunfo a Cuauhtémoc Cárdenas y se le dio a Carlos Salinas de Gortari.

Clouthier conoce bien el caso: en esa misma elección, su padre Manuel J. Clouthier fue candidato presidencial por el PAN y, cuando Salinas fue declarado ganador, se unió a Cárdenas para denunciar el fraude. Un año después, el panista murió en un accidente que la familia siempre ha calificado de sospechoso.

Hoy, Clouthier y Bartlett forman parte del equipo de López Obrador. Sin embargo, se sabe que no se dirigen la palabra.Y en los actos públicos, se les puede ver a cada uno en extremos opuestos.

Deja un comentario