Columnas

La sombra de Misael pesa sobre la Gordillo

JOSÉ LUÍS AGUIRRE HUERTA *

Misael Núñez Acosta, profesor rural emergido de una familia de campesinos pobres en el Estado de México, epígono de Genaro Vázquez y Lucio Cabañas, con la cultura del esfuerzo, inicio sus estudios de abogado, en la Universidad Autónoma Metropolitana, debido a su experiencia como luchador social dentro del gremio magisterial, representó y asesoró intereses de obreros y campesinos, profesor y Director de una escuela pobre en Tulpetlac Estado de México, lo mataron a balazos por la espalda tres pistoleros a sueldo el 30 de enero de 1981, cerca de las 19:00 horas, representantes de la larga mano del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Cuando Misael el luchador social realizaba una asamblea magisterial en Tulpetlac Estado de México, un poblado cercano a Ecatepec, un potente vehículo Chrysler Lebaron se acercó al tiempo que sus ocupantes le vaciaron el cargador de una colt escuadra 45 y cuatro disparos le robaron la vida, ex agentes de la policía judicial del Estado de México, Rufino Vences Peña, Jorge Mejía Pizaña y Joel Vences Hernández, asesinos confesos, expresaron haber sido contratados por Clemente Villegas, jefe de una banda de facinerosos y secretario particular de Ramón Martínez Martin, este último fungía como Secretario General del SNTE.

El día de su asesinato, Misael Núñez Acosta preparaba una huelga indefinida en el magisterio del Estado de México y una de las principales afectadas por su labor lo fue Elba Esther Gordillo Morales, quien actuaba bajo el paraguas de protección de Carlos Jongitud Barrios, y fue nombrada dirigente de la Sección 36 en el Estado de México, de donde emerge para saltar a la Dirección General del gremio.

En 2002 el profesor Carlos Jongitud Barrios expresó que Elba Esther había sido la responsable del crimen de Misael Núñez, fue el deteriorado y traicionado Pigmalión de Elba Esther Gordillo, su Galatea una mujer impresentable.

Asimismo los profesores Teodoro Palomino, José González Figueroa y Ramón Couh denunciaron a Elba Esther como autora del crimen de Misael ante la Fiscalía para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado.

La Maestra Gordillo fue citada en multiplicidad de ocasiones, a rendir su declaración sobre los hechos, siempre se negó.

El régimen le ha extendido un perenne paraguas de impunidad.

Miguel Ángel Aguilar López, el operador de justicia que la absuelve ha expresado:

“Los miles de millones de pesos desviados para los lujos de la maestra y obtenidos con motivo de su ejercicio, como líder sindical de los trabajadores de la educación, provienen de recursos lícitos, por ende la Procuraduría General de la República es un aparato ineficaz para sostener la acusación.

El capitulo termina con un beso en la frente de AMLOVE para la maestra.

* Abogado de Profesión

Presidente de la Barra Interamericana de Derechos Humanos

Móvil: 5522616525

            ladenunciaqrr@gmail.com

Deja un comentario