Columnas

Subempleo juvenil

Hechos son amores, y no buenas razones, decían las abuelas. La estadística se interpreta de acuerdo a los intereses del emisor, pero al final, sólo queda la frialdad de los números. En México hay 30.6 millones de jóvenes entre los 15 y 29 años de edad, muchos de ellos están fuera de los sistemas educativo y laboral formal, por lo que estamos lejos de aprovechar el bono poblacional como palanca de desarrollo nacional.

Cifras del INEGI nos revelan que el 66.8 % de la población mexicana entre los 15 y 29 años de edad no asiste a la escuela; además del total, el 59.5 por ciento, de los que sí laboral, lo hacen en el sector informal, hay que recordar que hace unas semanas señalamos que los jóvenes no van a un empleo ocho horas por un salario mínimo.

En México, resultados del primer trimestre de 2018 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) indican que los jóvenes de 15 a 29 años presentan una tasa de desocupación de 5.8%; casi el doble de la tasa de desocupación a nivel nacional (3.1 por ciento).

Además, el panorama se complica, porque un nivel académico no garantiza la obtención de un empleo formal, justamente remunerado.

De acuerdo a un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), un licenciado gana en promedio 11,327 pesos, que representa 80% más que alguien que sólo tiene el bachillerato terminado, además que contar con una licenciatura incrementa 51% las probabilidades de conseguir empleo.

Actualmente hay 4.1 millones de estudiantes de nivel superior que en unos años buscarán insertarse al mercado laboral, pero no se genera esa cantidad de oportunidades.

El INEGI reporta que actualmente hay 807,232 personas con estudios de nivel medio superior y superior que están desocupadas, y que alrededor de 3.4% de la población económicamente activa, o sea aproximadamente 1.8 millones de personas, están desempleadas.

Durante el primer trimestre de 2018, de la Población Económicamente Activa (PEA), los jóvenes de 15 a 29 años presentan una tasa de desocupación de 5.8%; casi el doble de la tasa de desocupación a nivel nacional (3.1 por ciento)

Textualmente hay que decirlo: Urge emprender proyectos productivos y de desarrollo que involucren a jóvenes, para que sean ellos la palanca de desarrollo de la nación.

En Instagram @villasana10

Deja un comentario