Entretenimiento

¿De qué trata en realidad la canción “Hotel California”, de The Eagles?

El álbum de los Grandes Éxitos de The Eagles superó a “Thriller” de Michael Jackson como el más vendido de todos los tiempos en Estados Unidos.

No es por gusto que su disco “Hotel California” está en el número tres de la lista que elaboró la Asociación de la Industria Discográfica de EE.UU. (RIAA, por sus siglas en inglés) y que fue difundido en esta semana.

Alan Connor, de la BBC, intenta responder de qué se trata la famosa canción que le da nombre a esa producción.

Según indica, las estrellas del rock de los años 70 no solían ser amables durante sus estadías en los hoteles.

En Life’s Been Good, el guitarrista de The Eagles, Joe Walsh, describe el proceso sin rodeos:

“Vivo en hoteles, destruyo las paredes. Tengo contadores que pagan por todo”.

En la historia oficial de la banda, Walsh recuerda una noche en el hotel Astor Towers de Chicago, EE.UU., en la que él y la estrella de The Blues Brothers, John Belushi, dejaron una cuenta de US$28.000 en daños.

Glenn Frey y Don Henley, también integrantes de The Eagles, toleraban en silencio la destrucción que Walsh causaba.

Pero cuando les tocó escribir sobre lo que significaba para ellos vivir viajando, el resultado fue mucho menos literal y produjo ganancias enormes.

UN LUGAR HERMOSO

Don Henley había estado jugando con la frase “Hotel California” durante algún tiempo.

Pero para convertirse en una canción, tenía que pasar por un proceso estricto que la banda había adoptado a mediados de los 70.

Otro guitarrista de The Eagles, Don Felder, tenía el encargo de grabar unos arreglos y enviárselos a Frey y Henley para que los aprobaran.

Los acordes que compuso seguían un patrón más cercano al flamenco que al rock, pero Frey y Henley los aceptaron.

La letra que ambos le pusieron a la música habla de un viajero cansado que se ve atraído por un “lugar hermoso”, pero con personajes grotescos.

El sitio es encantador y sobrecogedor al mismo tiempo y parece que el hombre nunca podrá escapar de ahí.

Los fanáticos de la canción, lanzada en 1976, siempre han tratado de decodificar sus imágenes o formar un conjunto coherente con ellas.

Pero probablemente valga la pena tener en cuenta las palabras de Frey: “Decidimos crear algo extraño, solo para ver si podíamos hacerlo”.

Es decir, más que oculto, cualquier significado que pueda tener “Hotel California” es involuntario.

La imagen de un hombre en un entorno rural desconocido, inseguro de lo que está viendo, imita, dice Frey, la novela “El mago”, de 1965.

Esta primera obra del autor inglés John Fowles ganó popularidad por mostrar un mundo secreto (en este caso en una isla griega) en el que la realidad es dudosa.

Más que un significado

Algunas teorías sobre el tema son más o menos un resumen de lo que la gente promedio sospechaba de las estrellas de rock.

Así, para algunos, el “cálido olor a colitas” es una referencia a la marihuana y “puedes pagar la cuenta cuando quieras, pero nunca puedes irte” demuestra que el “hotel” es en realidad un hospital psiquiátrico… o algo que se le parezca.

“La vaguedad es la herramienta principal de los compositores”, le dijo Frey a un periodista en 2003. “(La canción) funciona. Significa lo que el oyente quiere que signifique”.

La canción suena en las radios estadounidenses cada 11 minutos.

Los oyentes menos extravagantes obtienen una sensación del tema, más que un significado. Una sensación de pérdida de inocencia.

Las líneas sobre ser prisionero en un mundo de “champán rosado sobre hielo” mezclan sentimientos de placer y remordimiento.

Deja un comentario