Deportes

Hay pocos técnicos mexicanos en el extranjero

El debate en México es constante sobre la cantidad de jugadores que se exportan al extranjero, principalmente a las ligas de Europa en busca del crecimiento del balompié azteca. Sin embargo, no genera la misma controversia el tema de los entrenadores y los pocos que salen del país en busca de otras oportunidades y de su crecimiento.

Francia, actual campeón del mundo, destaca además de sus jugadores, por la cantidad de entrenadores que tiene fuera de su país y que continuamente tienen éxito. Prueba de ello es que los vigentes estrategas monarcas de la Liga de Campeones de Europa y del Mundial, dos de los torneos más importantes en el planeta, son franceses, gracias a Zinedine Zidane y Didier Deschamps, respectivamente.

En España, Argentina o Alemania también es una constante que sus directores técnicos estén fuera de su país.

Casos como Josep Guardiola, estratega del Manchester City, Jurgen Klopp, timonel del Liverpool o Héctor Cúper y José Pekerman, quienes dirigieron a Egipto y Colombia en el pasado Mundial, son algunos ejemplos de ello.

En México, en cambio, esta práctica no es común. Actualmente, José Luis Sánchez Solá (Las Vegas Lights), Jacques Passy (Selección de St. Kitts and Nevis), Carlos de los Cobos (Selección de El Salvador), Benjamín Mora (Johor Darul Takzim de Malasia), Javier Martínez (Vipers de Uganda) y Javier Aguirre (Selección de Egipto) son algunos de los estrategas mexicanos que están fuera del país y algunos incursionan casi en el anonimato de no ser por sus logros deportivos y su crecimiento que tienen lejos de su tierra.

“Es uno de los principales males que tiene el futbol mexicano porque mucho se habla que los países crecen cuando tienen 50 o 100 jugadores en equipos de primer nivel o de equipos ‘B’ en Europa y yo argumentaría que tiene el mismo nivel de importancia tener una camada importante de entrenadores dirigiendo en todas partes del mundo. Un entrenador de un país lleva en sus hombros toda una escuela, que es la escuela de entrenadores de ese país y eso representa influir en equipos, en selecciones, generar una metodología y eso influye en los países. No concibes un país triunfador que no tenga una gama de entrenadores triunfadores”, analizó Passy, entrenador de St. Kitts and Nevis, quien lleva más de tres años en su cargo y se prepara para la nueva Liga de Naciones.

Deja un comentario