Ciencia Columnas

Las colillas contaminan más los océanos que los popotes, dice estudio

Por: Allie Ann

Los popotes son el objetivo de las empresas, los minoristas e incluso los estados y ciudades. Todos, desde Marriott y Hyatt hasta Starbucks y McDonald’s, están implementando sus propias prohibiciones del utensilio plástico, pero las las colillas de cigarros podrían ser el verdadero problema.

De acuerdo con un nuevo informe de NBC News, la fuente de nuestra energía colectiva puede estar fuera de lugar. El reporte sugiere que el mayor contaminante de los océanos que ha sido creado por el hombre no son los popotes de plástico o incluso las bolsas del mismo material, sino las colillas de los cigarrillos.

Las colillas no solo son omnipresentes, sino que su eliminación en gran medida no ha sido reglamentada, lo que significa que un número casi ilimitado ha llegado al mar. Pero una cantidad de individuos y organizaciones están luchando para cambiar eso.

Una campaña, el proyecto Cigarette Butt Pollution, espera prohibir los filtros de cigarrillos, que están hechos de acetato de celulosa, un tipo de plástico que puede tardar más de una década en descomponerse, según NBC. De los 5.6 billones de cigarrillos que se fabrican con estos filtros cada año, hasta dos tercios se arrojan de manera irresponsable.

El fundador y profesor de salud pública de la campaña, Thomas Novotny, explicó a NBC que los filtros no brindan beneficios para la salud, sino que sirven como una herramienta de marketing, al mismo tiempo que hacen que “sea más fácil para las personas fumar”.

Y no son solo los activistas comprometidos los que conocen el daño potencial de los filtros: las propias compañías tabacaleras, según los informes, investigaron todo, desde filtros biodegradables y la distribución de ceniceros portátiles para evitar ser considerados responsables de la basura de los cigarrillos. Pero hasta ahora, estos esfuerzos han disminuido, y los fumadores prefieren principalmente sacudir sus colillas.

Mientras que las compañías tabacaleras y las nuevas empresas continúan buscando alternativas al creciente desperdicio de cigarrillos, Novotny y otros están luchando para que se apruebe legislación que prohíba los filtros de cigarrillos. Hasta ahora, los intentos de aprobar legislación han fallado, debido en gran parte al hecho de que muchos legisladores reciben contribuciones de campaña de la industria del tabaco.

Deja un comentario