Ciencia Columnas Salud

Síntomas de intolerancia al gluten

Por: Allie Ann

En los últimos años ha salido mucho a la luz una enfermedad llamada Celíaca, la cual es provocada por ingerir el gluten, una proteína presente en el trigo, cebada y centeno, incluso puede encontrarse en vitaminas, suplementos, productos de cabello y piel, pasta de dientes y bálsamos labiales.

A pesar de la popularidad y los productos, aún existen muchas personas que no saben a ciencia cierta si padecen esta enfermedad o desconocen por completo el hecho de ser intolerantes al gluten, ya que los síntomas de la enfermedad celíaca coinciden con los de otras, lo que hace muy difícil su detección.

Hasta el momento hay 55 enfermedades relacionadas con el gluten y se estima que un 99% de los intolerantes no han sido diagnosticados de forma oficial, ya que la falta de síntomas contundentes y el desconocimiento de su existencia dificultan su detección.

Por esta razón, traemos para ti los síntomas de intolerancia al gluten de los que debes estar alerta y suprimir el gluten de tu dieta para siempre.

PROBLEMAS GASTROINTESTINALES

Los trastornos digestivos e intestinales son uno de los síntomas de intolerancia al gluten más comunes, mismos que son provocados tras ingerir alimentos que lo contienen, y los malestares que se sienten son distensión abdominal, diarrea o estreñimiento, gases, dolor abdominal, disquecia y síndrome del intestino irritable.

Sólo hay una forma de aliviar estos malestares y es evitando todas aquellas comidas que contengan gluten.

FATIGA

Si una vez que consumes algún trigo o grano que contenga gluten comienzas a sentir cansancio y notas que tienes problemas para concentrarte, debemos decirte que probablemente seas intolerante a la proteína, ya que la continua sensación de fatiga y debilidad después de ingerir estos alimentos es uno de los síntomas más comunes y probablemente te indique que necesitas un cambio en tu dieta.

DOLOR DE CABEZA

Al consumir el gluten se genera un desequilibrio en los procesos inflamatorios del cuerpo, el cual afecta la función del sistema nervioso, lo que trae como consecuencia una serie de reacciones, entre las que destacan constantes dolores de cabeza y migraña.

DESEQUILIBRIOS HORMONALES

Aunque no lo creas, el síndrome premenstrual, síndrome de ovario poliquístico o la infertilidad podrían estar relacionados de alguna forma con la intolerancia al gluten, por lo que es recomendable no ingerir este tipo de alimentos a aquellas personas que padezcan estos problemas.

ARTICULACIONES

Como lo dijimos anteriormente, el gluten provoca que el cuerpo se inflame de más y provoca reacciones perjudiciales, como el hecho de afectar a las articulaciones incrementando la hinchazón y generando un gran dolor, pero las áreas más afectadas son las manos y las rodillas.

MAREOS

Gracias a la inflamación que provoca el gluten en el sistema nervioso y la debilidad del sistema inmunitario generan síntomas neurológicos como vértigo y sensación de hormigueo.

ENFERMEDADES AUTOINMUNES

Aquellas personas que son intolerantes al gluten, no lo saben y están constantemente expuestas a este tienden a desarrollar una enfermedad autoinmune que aquellas que no lo ingieren, lo que trae como consecuencia un aumento de inflamación y conduce a trastornos graves como psoriasis, colitis ulcerosa, esclerodermia, lupus, artritis reumatoide, esclerosis y tiroiditis de Hashimoto.

PROBLEMAS DE CONDUCTA

Algunos de los problemas psicológicos más comunes suelen agravarse con la intolerancia al gluten, pero cuando este es eliminado por completo presentan mejoría y algunos de los problemas son la ansiedad, depresión, TDAH, estrés e irritabilidad.

Los pacientes que padecen enfermedad celíaca tardan de 6 a 10 años en obtener un diagnóstico acertado, ya que los síntomas de intolerancia al gluten varían en cada caso, así que es fácil confundirlos con otros trastornos. Si llegas a identificar algunos de los síntomas te recomendamos asistir al médico y evitar el consumo de los alimentos con gluten.

Deja un comentario