Ciencia Columnas Salud

Beneficios de los frutos rojos

Por: Allie Ann

¿Los conoces y todo mundo te recomienda agregarlos a tu dieta pero sabes cuáles son realmente los beneficios de los frutos rojos?

¿Quiénes forman parte de los frutos rojos?

Los frutos rojos están conformados por un grupo de frutas llenas de mucho color como las fresas, frambuesas, cerezas, arándanos, zarzamoras, uvas y ciruelas. Cada una de estas frutas aporta múltiples beneficios a tu salud y al cuidado de tu belleza.

Beneficios de los frutos rojos

  1. Se distinguen por ser ricos en fibra y bajos en calorías
  2. Son una gran fuente de agentes antiinflamatorios y antioxidantes, entre ellos los polifenoles
  3. Una taza de fresas aporta más del 100 % de vitamina C que necesitas al día, ¡increíble!
  4. Los frutos rojos disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, presión arterial alta e incrementan el colesterol ‘bueno’.
  5. Los arándanos pueden prevenir o retrasar problemas relacionados con la memoria ya que tienen propiedades neuroprotectoras.
  6. Las fresas son buenas para regular el azúcar en la sangre, así como para combatir los radicales libres
  7. Comer arándanos ayuda a prevenir infecciones en las vías urinarias pues elimina las bacterias que ocasionan este malestar
  8. Las cerezas tienen la capacidad de inducir el sueño pues contienen melatonina, una hormona que ayuda a regular el ciclo de éste.
  9. Las frambuesas tienen ácido elágico, un antioxidante antiinflamatorio que ayuda a prevenir que la piel se torne roja
  10. Por su alto contenido de vitamina C, los frutos rojos aumentan la creación de colágeno, reduciendo la aparición de arrugas, haciéndola suave y súper hidratada.

La mejor manera de comer frutos rojos

  • Lo único que necesitas hacer para aprovechar sus ventajas al máximo es lavarlos y desinfectarlos bien antes de comerlos.
  • Agrégalos a tus ensaladas, cereales, smoothies o batidos, aguas de sabores, yogur o simplemente come un puñado de frutos rojos como snack.
  • Prefiérelos frescos y no deshidratados, pues pierden muchas de sus propiedades. Además no generan una sensación de saciedad.
  • Si no los vas a comer de inmediato manténlos en un recipiente o bolsa de plástico sellada y congélalos.

Deja un comentario