Columnas

Caro e ineficiente el Poder Legislativo de México

El alto costo de las cámaras de Diputados y Senadores, cuyos escandalosos presupuestos aumentaron año con año en el sexenio que está próximo a concluir y que a partir de las nuevas legislaturas que entraron en funciones el 1 de septiembre se pretende reducir significativamente, no se justificó ante el deficiente desempeño de los partidos políticos y la improductividad de los legisladores. Ahora el reto de los diputados y senadores entrantes será  realizar un mayor y mejor trabajo con menos dinero, lo que, de hacerlo, los distinguiría de quienes acaban de dejar su curul.

En las legislaturas LXII y LXIII que transcurrieron en la Cámara de Diputados del 1 de septiembre de 2012 al 31 de agosto de 2018, los partidos presentaron 8,927 iniciativas y solo 1,109 fueron aprobadas, y en la de Senadores de mil 953, el porcentaje aprobado fue de apenas 5%. Al analizar los logros y pendientes de la LXIII Legislatura, la diputada saliente del Partido Movimiento Ciudadano, Claudia Corichi escribió (30-IV-2018): “A lo largo de estos tres años, he confirmado que tanto la Cámara de Diputados como el Senado, han abandonado, -más allá de su composición- su objetivo de ser un contrapeso fuerte al Ejecutivo y al mismo poder Judicial”.

En consonancia, ante el arrollador triunfo electoral de López Obrador-Morena, esa falta de contrapeso (es de preverse) se acentuará dada su mayoría en ambas cámaras, lo que facilitará derogar las reformas que se considere no convenientes y abrogar todas las que estime necesarias el nuevo gobierno para apalancar la supuesta Cuarta Transformación, pero, de ser así, de ninguna manera eso se podrá evaluar como eficacia legislativa toda vez que estarían legislando por consigna. Pero vamos a los resultados de las dos legislaturas que transcurrieron en el sexenio, según los informes  Estadísticos de la Cámara de Diputados.

El PRI, que fue mayoría y contó con la alianza de los partidos Verde y Nueva Alianza, presentó 2,464 iniciativas, de las que 342 fueron aprobadas;  el grupo parlamentario del PAN como segunda fuerza política llevó a tribuna 1,712 iniciativas y 254 salieron adelante; el PRD 1,355 y recibió el visto bueno para 156; Movimiento Ciudadano 1,318 y de ellas 131 fueron palomeadas; el PVEM 725 y 95, respectivamente; Nueva Alianza 511 y de 60 logró su aprobación; Morena (el movimiento-partido más joven) presentó 455 iniciativas y 37 salieron adelante; Encuentro Social tuvo 230 y 22 pasaron; y el PT propuso 157 iniciativas y 12 resultaron aceptadas.

PENDIENTES.- Entre lo que no hicieron los diputados salientes sobresalen por su importancia la discusión sobre reducir o eliminar el dinero que reciben los partidos; la discusión sobre los mandos policiales (aunque sí avalaron que se haga una consulta pública sobre la aplicación del Mando Mixto); y los nombramientos de los contralores del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Comisión Federal de Competencia Económica.

REPROBADOS.-  Los senadores dejaron inconclusas las reformas para crear la Fiscalía General (aunque avalaron eliminar el pase automático para que el actual procurador sea el fiscal); la designación de los titulares de la Procuraduría General de la República, del fiscal Anticorrupción y los magistrados Anticorrupción que falta en el Sistema Nacional en la materia. De los 128 senadores salientes 116 fueron reprobados por la Plataforma de Evaluación Legislativa  Borde Score, que califica las iniciativas, puntos de acuerdo y asistencia a votaciones.

¿EVAPORADO?- El primer evento importante de Enrique Peña Nieto después de que él y el PRI perdieron la Presidencia de la República, fue el mensaje que dirigió a la nación con motivo del Sexto Informe de Gobierno y, seguramente será el último, no obstante que faltan tres meses para que concluya su gobierno. El motivo, que a partir de que Andrés Manuel López Obrador ganó la elección, Peña Nieto desapareció de la escena pública, posiblemente para hacer terso el cambio de gobierno o porque el próximo presidente no le dejó espacio.

Deja un comentario