Nacional Política

Nuevo gobierno desestima el dictamen sobre aeropuerto de Santa Lucía

Luego de que el Colegio de Ingenieros Civiles de México (CICM) diera a conocer que la opción de Santa Lucía, planteada por el equipo de Andrés Manuel López Obrador, presentaría un costo de 385 mil 738 millones de pesos, muy por encima del costo estimado para la terminal que se construye en Texcoco, Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), aseguró que su estudio “está mal”.

Entrevistado en el marco de una reunión que sostuvo con integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), el próximo funcionario federal aseguró que el dictamen que entregó la institución, el pasado 8 de septiembre, está mal, debido a que como bien menciona el documento entregado, no se cuenta con la información precisa para realizar esta estimación.

 “Está todo lo que tenemos, no es un anteproyecto, están todos los estudios técnicos, todo está en la página del licenciado López Obrador, desestimamos totalmente dicho estudio“, dijo de manera tajante.

Gráfico: La Razón de México

En el dictamen que presentó el CICM, especificó que las consideraciones para determinar una cifra del financiamiento fueron el presupuesto presentado por los interesados, que ascendía a 70 mil 342 millones de pesos y de 66 mil 678 millones de pesos, monto reducido después de concesiones; sin embargo, aseguró que llama la atención que no se cuenta con los proyectos ejecutivos y se haya determinado un costo del suelo, de cuatro mil 600 pesos por metro cuadrado de construcción.

Y es que, según menciona el documento, en el mercado el metro cuadrado cuesta entre 15 y 20 mil pesos para construcciones muy económicas, por lo que “por simple regla de tres, un presupuesto “austero” apegado a la realidad andaría alrededor de 217 mil 428 millones de pesos”.

En este sentido, Jiménez Espriú comentó que si el precio fuera, como lo menciona el Colegio de Ingenieros, de 20 mil pesos el metro cuadrado, el proyecto costaría 150 mil millones de pesos.

“El mismo colegio dice que no hay suficiente información para evaluar bien ambos proyectos, porque no hay elementos suficientes, porque está en una forma conceptual, y después presentan hasta centavos; entonces, está medio mal”, aseveró.

El documento también refiere que en el costo estimado se deberían incluir las obras de acceso a Santa Lucía, que de acuerdo con Instituto Mexicano del Transporte (IMT), andarían en alrededor de 63 mil 310 millones de pesos.

Aunado a lo anterior, explicó que también hay que tomar en consideración el costo hundido por cancelar contratos del NAIM, con un valor de 160 mil millones de pesos y ejecutados por 58 mil millones de pesos, y que según datos del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) sería de aproximadamente mil millones de pesos más.

Gráfico: La Razón de México

En la reunión, el presidente del CMIC, Eduardo Ramírez Leal, reiteró que mientras en la terminal que se construye en Texcoco, se cuenta con un proyecto ejecutivo, en Santa Lucía sólo se tiene el anteproyecto; situación por la que las estimaciones fueron paramétricas.

“Se tienen costos paramétricos. Entendemos que se están buscando esquemas para tener ahorros, para generar oportunidades y que se desarrollen otras infraestructuras. No es un tema terminado; se está dando información por parte de los ingenieros; nosotros representamos a muchas de las empresas que están trabajando en el aeropuerto y no son improvisadas”, argumentó.

Mencionó que los puntos de vista del equipo de Jiménez Espriú están enfocados en la base militar; mientras que los constructores, al igual que la Academia de Ingeniería, por el tema técnico, tienen información completa y necesaria para conocer el costo del NAIM y del otro, sólo un anteproyecto.

Es importante recordar que este día, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) entregará un dictamen realizado por la Iniciativa Privada, en la que se encuentran, la CMIC, la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) y especialistas contratados por la propia cúpula empresaril.

No obstante, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, aseguró que desde un inicio se había mencionado que no se cuenta con suficiente información acerca de la base militar de Santa Lucía, como para determinar que ésta sea la opción correcta.

Deja un comentario