Espectáculos

Gustavo Adolfo Infante vivió “el minuto que cambió su vida”

La delincuencia tristemente va en aumento, esta vez, la vivió muy de cerca el conductor de televisión Gustavo Adolfo Infante, quien iba acompañado de su asistente personal.

Esta tarde apróximadamente a las 3:30 fue interceptado en una fila de tráfico por unos maleantes, quienes rompieron el cristal de su auto y entre gritos y violencia lo robaron. Platicamos con Infante y esto nos contó.

-Cuéntame cómo se dieron las cosas…

“Venía para recibir un premio de grupo Imagen de Coyoacán, así que utilicé una aplicación para agilizar el traslado; pero me empezó a meter por lugares muy raros, yo creo para evitar el tráfico”.

-¿Y luego?

“Me llevó por una calle donde estaba totalmente parado el tráfico, era por Constituyentes, creo que era una calle General algo, escuché cuando estos tipos aventaron algo al vidrio, y se cayó completito ya que trae película”.

-¡Qué miedo!…

“Sí, gritaban y no entendía lo que me decían, la verdad te quedas paralizado y no sabes ni qué hacer, ni tiempo de reaccionar. Uno de ellos se acercó al vidrio y me gritó: ¡El reloj!, le dije que no usaba, la cartera se las di, me quitaron el celular y me ordenaron abrir la cajuela”.

-¿Qué hiciste?

Abrí la cajuela y ahí traía mi cámara, quise bajar para recuperar mi cartera, pero estos tipejos ya se habían marchado. Afortunadamente sólo fue eso; lo peor que esto sucede todos los días a todas horas y en todas las colonias en la CDMX”.

-¿Vas a denunciar?

“Mira…yo quiero ir a denunciar, pero a dónde, no sé ni la ubicación, la media filiación de los cuates no los conozco. No tenían más de 20 años”.

-¿Qué pasó por tu mente en esos instantes?

“En ese momento no supe, sólo sentí el trancazo y entre gritos, yo quería arrancar pero no había forma. Fueron fracciones de segundos, sólo vi a un tipo de sudadera blanca. No reaccioné en nada”.

¡Qué lamentable!

“Sí, los robos están a la orden del día, en el transporte público, en tu auto, en las casas, esto no es posible; hay que agradecer que al menos no te maten“, concluyó.

Deja un comentario