CDMX

Salieron bravos los jóvenes morenistas

Todo indicaba que los morenistas en el Congreso estarían cohesionados para lograr acuerdos y avanzar ordenados en la construcción y adecuación del andamiaje jurídico de la CDMX, y aunque en público todo es felicidad y se muestran unidos, tras bambalinas la historia es otra.

Dos grupos empiezan a hacerse visibles, los experimentados con todo lo que eso implica, y la sangre nueva, jóvenes que han estado atrás, en la operación y en la técnica, -aunque en algunos casos ya traen carrera-, pero ahora tienen en sus manos la toma de decisiones.

Los primeros enfrentamientos surgieron por la repartición de Comisiones, pues el grupo que jala con la Coordinadora Ernestina Godoy quiso hacer valer su posicióny quedarse con las mejores carteras, sin embargo, la contra parte emergente, puso un alto.

En este grupo que detuvo la “planchada” que pretendía dar Godoy, se puede ver a Paula Soto, José Luis Rodríguez Díaz de León, Guadalupe Morales, Temístocles Villanueva, quienes pugnaron por una repartición plural.

La segunda desavenencia fue la distribución de las prerrogativas que se destinan a los diputados para el trabajo legislativo el resto del año, donde nuevamente hubo una intentona por restarles recursos a ciertos personajes.

También se puede ver que el experimentado congresista Eduardo Santillán es aliado de este grupo que busca dejar atrás viejas prácticas políticas y está más enfocado en construir y fortalecer la unidad y el trabajo parlamentario.

Además tienen perfectamente claro que son los responsables de concretar el proyecto de innovación y esperanza de la próxima Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Por lo pronto ya están marcados -aunque de manera velada- dos bandos, la división interna se gestó por la diferencia entre la nueva y vieja forma de hacer política, los roces llegaron para quedarse hasta que uno u otro busque hacer una cabriola definitiva.

Deja un comentario