Ciencia Columnas

¿Temblar de frío cuenta como ejercicio?

Por: Allie Ann

Al tiritar se libera una hormona específica que quema la grasa para generar calor.

Cuando tiritamos, los músculos responden de una manera similar al ejercicio. Al temblar, se libera una hormona específica que quema la grasa para generar calor. No es la primera vez que la temperatura es involucrada en la pérdida de peso.

Desde hace tiempo se sabe que las personas responden al frío aumentando su gasto de energía. La hormona irisina parece jugar un papel fundamental en el proceso, sin embargo, se desconoce exactamente cuál es.

El Dr. Francesco Celi, endocrinólogo de la Universidad Virginia Commonwealth en Estados Unidos, se dio a la tarea de averiguarlo.

Pidió a un grupo de voluntarios saludables pedalear una bicicleta con la mayor fuerza posible. Luego, les tomó una muestra de sangre y midió los niveles de irisina. Encontró que la contracción de los músculos estimulaba la liberación de la hormona. Posteriormente, cubrió a los participantes con una manta llena de agua helada. Esperó a que empezaran a temblar de frío y, una hora después, volvió a hacerles una prueba de sangre.

Descubrió que los niveles de irisina habían aumentado, un cambio similar al provocado por el ejercicio. Los resultados sugieren que tanto al tiritar como al contraer los músculos se estimula la liberación de la hormona, la cual activa los depósitos de grasa parda para producir calor.

No obstante, es demasiado temprano para remplazar el ejercicio por el frío, ya que aún no se ha demostrado que provoque beneficios a la salud o que produzca una pérdida de peso.

Deja un comentario