Columnas Cultura

Un pingüino nada 8,000 kilómetros cada año para ver el hombre que salvó su vida

Por: Allie Ann

Es ilegal mantener animales salvajes como mascotas en Brasil. Pero a pesar de lo que diga la ley, Dindim el pingüino cada año llega tambaleante hasta el patio trasero de un hogar en la playa Provetá en Ilha Grande, Brasil.

En mayo de 2011, Jao Pereira de Souza,  un albañil y pescador de 71 años de edad, encontró a Dindim, un pingüino de Magallanes de América del Sur, cubierto de petróleo y cerca de la muerte. De Souza lo cuidó hasta que recuperara la salud, y encontró con que Dindim no quería dejarlo.  Finalmente lo hizo, pero De Souza se sorprendió al verlo regresar el próximo año y así sucesivamente.

“TODO EL MUNDO DECÍA QUE NO VOLVERÍA PERO LO HA HECHO DURANTE LOS ÚLTIMOS CUATRO AÑOS”, COMENTÓ JAO PEREIRA.

“SE QUEDÓ CONMIGO DURANTE 11 MESES Y LUEGO DESAPARECIÓ.“

João Paulo Krajewski, un biólogo y presentador de temas de vida salvaje en Globo TV Brasil,  fue el primero en documentar la historia de Dindim y el hombre que salvó su vida.

En un correo a CNN, Krajewski dijo que a través de todos estos años, el animal regresa anualmente y se queda en la isla cuando otros pingüinos de su especie se están reproduciendo.

“NO TENEMOS NI IDEA DE A DÓNDE VA DINDIM Y ESO SIGUE SIENDO UN MISTERIO”, LE DIJO A CNN.

Dindim vuelve todos los años, nada 8 mil kilómetros  para de hacerlo.

“Me encanta el pingüino es como si fuera mi propio hijo y yo creo que el pingüino me ama. Cuando lo veo  mueve la cola como un perro y toca la bocina de mi bicicleta. Nadie más puede tocarlo. Él los pica si lo hacen”.

Si bien puede parecer extraño que un pingüino visite cada año, Krajewski dice que la mayoría de animales de esa especie “son muy leales a sus compañeros y al lugar donde anidan. Siempre lo hacen en el mismo lugar año tras año, lo mismo con su pareja”.

“NUNCA HE VISTO NADA COMO ESTO ANTES. CREO QUE EL PINGÜINO CREE QUE JOAO ES PARTE DE SU FAMILIA Y, PROBABLEMENTE SI LO ES”, ASEGURÓ  EL BIÓLOGO KRAJEWSKI.

Deja un comentario