CDMX

Se convertirá en delito el «fraude familiar» en la CDMX

Ante la creciente tasa de divorcios o separaciones, se busca que el delito de «fraude familiar» se castigue de uno a cinco años de cárcel y 300 días de multa a quien oculte o traspase a nombre de terceros bienes generados durante la unión legal o voluntaria.

El diputado Nazario Norberto Sánchez expuso que es necesario regular estas situaciones, porque es una realidad que los derechos de las y los integrantes de dichas familias se vulneran como consecuencia de estos actos.

«Cuando un matrimonio o concubinato se enfrenta a un divorcio o separación, los bienes materiales, desafortunadamente en muchos de los casos, derivan en un problema inevitable cuando alguno de ellos, con el ánimo de perjudicar al otro, traspasa o los pone a nombre de otra persona o de algún familiar, afectando el patrimonio de la contraparte, así como el de las y los hijos que procrearon; pero peor aún, hay casos en que esta situación se da sin la autorización de la otra parte, incluso cuando la unión de las personas aún existe», mencionó.

El legislador de Morena recalcó que la CDMX registra un promedio de 39 divorcios por cada 100 matrimonios, y hay quien pretende no cumplir las obligaciones legales que se generan también durante el concubinato como la manutención de los hijos.

«Estaríamos incluso cumpliendo con el principio de interés superior de la niñez, ya que se garantiza la satisfacción de las necesidades básicas para su desarrollo, como la alimentación, educación, salud, vivienda, recreación, entre otros, pues ante la situación de divorcio o separación en muchas ocasiones se vulnera su derecho a la alimentación al quedarse quien tiene la guardia y custodia sin los recursos económicos suficientes para cubrir las necesidades de las hijas e hijos», enfatizó.

De acuerdo con información del INEGI, la mayor parte de la población de 15 y más años está unida a una pareja, es decir, el 57.6% se encuentra en esta situación conyugal. Su frecuencia creció anualmente de 2010 a 2012, pero disminuyó en 2017.

Al mismo tiempo, el número de divorcios en todo el país pasó de 86 mil en 2010 a 150 mil en 2017, lo que significa 1501 y 28.1 separaciones legales, respectivamente. Las causas más comunes son: el mutuo consentimiento, el abandono de hogar, la violencia intrafamiliar y el adulterio o la infidelidad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: