Entretenimiento

Distancias Cortas, la cinta que muestra las consecuencias de la obesidad mórbida

Federico Sánchez es un hombre de 40 años, con un peso de 200 kilos y cuyo único contacto con el mundo son su hermana y su cuñado. Esta es la historia del largometraje de Alejandro Guzmán, Distancias Cortas, que tras presentarse en diversos festivales de cine en Europa y Asia llega a la cartelera mexicana.

«Estamos hablando de una persona que tiene el doble de su masa muscular y que vive atrapado dentro de su propia humanidad», dijo Alejandro Guzmán en entrevista con Animal Político.

Alejandro aseguró que al hablar de la obesidad mórbida en su película no solo trata de mostrar las incapacidades físicas a las que es sometida una persona, sino mostrar el autoencierro que mucha gente sufre, por el miedo al exterior.

En el caso de Federico, «ya no se relaciona con nadie, no le gusta viajar y de pronto entra en una especie de iglú, donde ya no pasa más en su vida, aún cuando la televisión y el internet son su única ventana al mundo».

En la historia, escrita por Itzel Lara, Federico se encuentra con una cámara 110, que fuera muy popular en los años 80 en la que haya un rollo fotográfico sin revelar. Después de 10 años de encierro, este hombre de gran peso decide salir por primera vez para revelar su rollo y ver qué tienen esas imágenes, que darán otro enfoque a su vida.

«Distancias cortas es una historia de segundas oportunidades donde creo que se caen mucho prejuicios y relaciones a la gente obesa. Van a conectar con los personajes, con la historia y con la experiencia. La gente que he visto que sale de ver esta película lo hace apapachada», dijo Guzmán.

distancias cortas

La distancia entre los límites y la libertad

Desde la primera escena, el director mantiene la atención del espectador al mostrar un cuerpo con evidente obesidad, en la que cualquier actividad cotidiana como atarse los zapatos, pasan desapercibidas pero en el caso de Federico, simplemente resulta ser un gran reto para él.

«De pronto, caemos en cuenta de la fragilidad humana cuando nos enfermamos y nos damos cuenta de lo frágiles que somos. Uno siente un vacío existencial, sientes que no tiene dirección y simplemente te dedicas a respirar».

A pesar de la frustración que la condición de su cuerpo le provoca, Federico vence ese miedo de salir a la calle y encontrar la libertad y conocer a otros.

«La libertad la esperamos muchos y todos la desean porque es como el amor pero, para obtenerla hay que salir, hay que buscarla y abandonar la casa, ese lugar seguro y que resulta realmente aterrador abandonar», dijo Guzmán.

Una de las razones por las que el director, Alejandro Guzmán recomienda ver Distancias cortas es “la ternura” con que presenta la amistad entre tres hombres -Federico, su cuñado y el joven que lo ayuda a revelar sus fotografías-, interpretados por Luis Carlos Ortega, Mauricio Isaac y Joel Figueroa, respectivamente, y Martha Claudia Moreno, hermana de Federico.

distancias cortas

Distancias cortas terminó de rodarse en 2014 y a principios de 2015 ya tenían un primer corte que metieron en el Festival de Berlín con estreno oficial en octubre de ese mismo año en Canadá.

Después de Canadá “estuvimos en varias partes del mundo, como: Italia, Estados Unidos, Estonia, Dinamarca, Estocolmo, Cuba, Irán, Irak, Japón, Países Bajos, Colombia, España, que a partir de su estreno la película voló por el mundo por lo menos dos años”, dice su director.

La película obtuvo un Ariel a Mejor Actriz a Cuadro con Martha Claudia Moreno y estuvo en festivales como Chicago International Film Festival, EUA; Mannheim- Heidelberg International Film Festival, Alemania; Festival del Cinema di Roma; Tallin Black Nights Film Festival, Estonia; Stockholm Film Festival, Suecia; International Film Festival of India, Goa; entre otros.

En este puente, no te pierdas Distancia cortas en la Cineteca Nacional durante el mes de febrero y consulta la cartelera aquí.

Deja un comentario