CDMX

Presentan la Agenda Metropolitana para Frenar la Violencia contra las Mujeres

Los esfuerzos individuales no alcanzan a la hora de afrontar la violencia contra la mujer, se necesitan esfuerzos integrales, coincidieron en señalar especialistas y legisladoras, durante la presentación de la Agenda Metropolitana para Frenar la Violencia contra las Mujeres, este viernes, en el Congreso de la Ciudad de México.

La diputada Paula Soto Maldonado destacó la importancia de trabajar por reducir la brecha de desigualdad que aún existe hacia las mujeres, e indicó que la forma de responder es generando un cambio cultural y cómo se conciben las mujeres;  “no hay política pública, marco normativo, fuerza pública o presupuesto que pueda solucionar el problema, si no cambiamos la cultura. Sin ello no lograremos lo que necesitamos”.

“Si no empezamos por nosotras mismas, si no comenzamos a empoderarnos las unas a las otras, si como mujeres no comenzamos a trabajar en equipo, no lograremos frenar los problemas más urgentes”, indicó la legisladora de MORENA.

La también presidenta de la Comisión de Igualdad de Género reafirmó su compromiso con el 52 por ciento de la población y destacó la necesidad de “trabajar unidas para tener la Ciudad de México de derechos para las mujeres que queremos y exigimos. Esto depende de nosotras, requerimos reconocernos como iguales, saber que tenemos los mismos retos, las mismas dificultades, necesitamos encontrar las coincidencias para trabajar en equipo. ¿Se imaginan si el 52 por ciento de la población salimos juntas a enfrentar el reto que tenemos?, tendríamos otra ciudad”.

En tanto, Berenice Vargas Ibáñez, del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred CdMx),  afirmó que para hacer frente a la violencia se requiere realizar una ardua labor; “la violencia no discrimina, la sufren todas las mujeres de todas las condiciones sociales y económicas”.

Detalló que las principales denuncias por discriminación hacia la mujer recibidas en Copred son: 80 por ciento, despidos por embarazo; seguido de preferencia sexual y hacia las mujeres trans.

“Es necesario que la sociedad civil y el Congreso cooperen de forma activa para que se trabaje con urgencia en el problema que existe en materia de despidos por embarazo, ya que es una de las principales formas de discriminación a la mujer y atenta contra las estabilidad económica, psicológica y de salud”, indicó la funcionaria.

Durante su intervención, Rita Imelda Fernández González, presidenta de la Asociación Civil Gema Joven, indicó que para construir la Agenda se realizaron distintas mesas de trabajo en toda el área metropolitana, en las que se recibieron propuestas sobre políticas públicas, acciones, programas o reformas legislativas que se consideran necesarias para frenar la violencia contra las mujeres. Asimismo, se revisaron las agendas y recomendaciones internacionales y nacionales para definir las acciones que se emprenderían.

“Proponemos una estrategia que se rige por tres aspectos fundamentales: prevenir, atender y sancionar la violencia hacia las mujeres, de acuerdo a lo establecido en las leyes, pero también aplicando una perspectiva transversal de género con un enfoque feminista para generar una política pública que sea exponencial a los programas de prevención de la violencia de género contra las mujeres”.

También destacó la necesidad de fortalecer las instituciones que atienden a las mujeres que viven violencia.

“Es necesaria la articulación de políticas públicas que permitan el empoderamiento de las mujeres, apelamos a que los legisladores trabajarán en ello y lograremos en conjunto, organizaciones de la sociedad civil, mujeres, y gobierno, combatir la violencia que se ejerce hacia las mujeres”, concluyó Fernández González.

Natacha Zapata, psicóloga y especialista en temas feministas, aseguró que estamos ante un contexto de violencia cada vez más grave contra las mujeres, ya que entre 2012 y 2017, el 61. 5 por ciento de las mujeres de la Ciudad de México han sufrido violencia sexual; 44. 3 por ciento, violencia física; 32 por ciento, violencia económica, 52 por ciento, violencia en una relación sentimental, principalmente en las alcaldías Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Cuauhtémoc.

Aseguró a pesar de los esfuerzos legislativos y la activación de alertas de género, así como el trabajo de la sociedad civil, los índices de violencia hacia la mujer en la zona metropolitana van en aumento, y eso tiene qué ver con que son esfuerzos aislados. “Nos estamos esforzando de manera aislada y es momento de hacer un esfuerzo en conjunto, llegó el momento de darle una respuesta a un problema sistémico, social, político, económico y cultural; los esfuerzos aislados no nos ayudarán a resolverlo. Vivir desde la indefensión implica que nuestras libertades se recortan, los derechos humanos y el contrato social para una mujer nunca se cumplen“, dijo.

Finalmente, Nicole Gallegos colaboradora en la creación de la Agenda Metropolitana y especialista en temas feministas, informó que dentro de los principales objetivos de la agenda está incorporar los mecanismos de control social que eviten las conductas de violencia contra las mujeres;, la reeducación y sanción a agresores obligándolos a participar en programas de reeducación integral como establece la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, así como la implementación de centros reeducativos delegaciones de prevención e intervención.

Sostuvo que “es indispensable la reeducación de los hombres agresores, ya que la violencia es una construcción social, “La violencia no es natural y, por lo tanto, activar la responsabilidad de los hombres es un elemento necesario y fundamental para frenar la violencia contra las mujeres·.

“Para responder a la violencia contra las mujeres es necesario que las autoridades implementen  acciones integrales de reparación del daño, a través de actos de reconocimiento público, donde las autoridades reconozcan su responsabilidad en la discriminación en el acceso a la justicia; que trabajemos en la construcción del Sistema Integral de Atención a Víctimas; se garantice el tratamiento médico y psicológico adecuado y pertinente a familiares de las víctimas de feminicidio y desaparición; y se hagan programas de contención y reinserción social a través del arte como terapia y métodos para reconstruir el tejido social”, concluyó.

Deja un comentario