CDMX

Cierran las puertas al muralismo en AO

La Alcaldía de Álvaro Obregón le cerró las puertas, desde el arranque de la Administración de Layda Sansores, al programa de muralismo que llevaba operando cerca de 18 años e, incluso, cinco de los artistas de la brigada fueron despedidos.

Esto, a pesar de que a finales de julio, luego de la participación de artistas colombianos en un intercambio cultural, promovido por el anterior Gobierno y la entonces Asamblea Legislativa, Sansores prometió una «Alcaldía de puertas abiertas».

«Agradecemos a nuestros compañeros artistas colombianos. En #ÁlvaroObregón tendremos una alcaldía de puertas abiertas, respetando todos los colores y todas las ideas», tuiteó el 31 de julio, mensaje en el que incluyó la bandera de Colombia y el enlace a la nota publicada en esa fecha por REFORMA: «Plasman historia colombianos en AO».

Cuatro artistas procedentes de Santander, Colombia, visitaron Álvaro Obregón del 10 al 31 de julio para colaborar con un mural en el Corredor Cultural Vasco de Quiroga.

Del 15 de septiembre al 5 de octubre, brigadistas de Álvaro Obregón viajaron a Santander, donde realizaron un mural de 16 metros de ancho por 3.5 de alto para cerrar el intercambio.

El corredor fue planeado como rescate de espacios públicos y consistía en plasmar murales en la 68 bardas del perímetro de la Unidad Habitacional IMSS Santa Fe, de los cuales se completaron 12 en la anterior Administración.

En la actual ya no se ha avanzado como más piezas artísticas.

En diciembre pasado, personal del área de Cultura de la Alcaldía manifestó que se le daría continuidad al Corredor Cultural, además de que se proyectaba la rehabilitación de los cuatro murales de los bajopuentes de Periférico, a la altura de la Calle 4 y la Calle 10, algunos de los cuales ya están afectados por pintas ilegales de grafiti.

«Nos prometieron todo el apoyo antes de que asumieran el cargo, continuidad para el proyecto de muralismo, que tiene cerca de 18 años en Álvaro Obregón, siendo pioneros en un proyecto cultural, pero ya en funciones no le dieron continuidad».

«Dejaron a cinco familias sin sustento para comer, que son las cinco familias de los compañeros a los que despidieron», explicó David Celis, coordinador de los brigadistas.

Con el programa de muralismo, se intervenían bardas de escuelas de nivel básico y de las colonias de la demarcación.

Rodrigo, muralista que perdió su trabajo, explicó que el despido se debió al afán de la Alcaldía de «cortar» a los «aviadores» que fueron detectados en la nómina.

«Pagamos justos por pecadores», expresó.

Ruth Maricela Silva Andraca, Directora de Cultura, Educación y Deporte de la Alcaldía, rechazó dar una postura al respecto.

Deja un comentario