Geek Tecnología

La tecnología que mueve el sonido en las salas de cine

Puede que conceptos como «diseño de sonido» o «ingeniería de sonido» resulten extraños a aquellos que no están familiarizados con la industria de lo audiovisual. Pueden sonar casi exagerados: ¿realmente es algo tan técnico o tan artístico como para calificarse de esta manera?

Tras ver cómo se edita una película utilizando la tecnología de sonido de Dolby Atmos, no sólo defendería esas ideas, sino que también sumaría otra: la artesanía de sonido. Aunque haya que cumplir parámetros muy concretos y exigentes para operar en esa categoría de sonido, lo cierto es que no todo se puede medir ni cuantificar a la perfección cuando se trabaja con ello.

Por un lado, está el factor humano: no todos sentimos igual lo que oímos y nuestro cerebro no siempre percibe todo igual. También está el factor técnico, porque usar tu tele del salón para ver Avatar no es lo mismo que irse a una sala del Kinépolis para hacer lo propio. Y por último, está el factor profesional, por llamarlo de algún modo: editar y mezclar y diseñar el sonido es un proceso arduo con personas con mucha dedicación y años de experiencia y con equipos que, sin estos profesionales, no servirían para nada.

Víctor del Castillo es uno de estos expertos y él ha sido quien nos ha guiado y explicado cómo se consigue este difícil equilibrio de elementos. Lo primero es tener los medios técnicos, desde luego.

Deja un comentario