Nacional Política

Collado Mocelo el defensor de personajes de «La Mafia del Poder»

La detención del abogado Juan Ramón Collado Mocelo realizada por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) en un restaurante de las Lomas de Chapultepec en la Alcaldía de Miguel Hidalgo, en cumplimiento a una orden de detención librada por un juez federal por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, estaría vinculado en un claro mensaje a «la mafia del poder», basta con recordar que el litigante fue defensor del expresidente Enrique Peña Nieto en su divorcio de Angélica Rivera, y del líder petrolero Carlos Antonio Romero Deschamps, y del exgobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid.

A que viene esto, en algunos sectores políticos y de opinión se refiere que constantemente el presidente Andrés Manuel López Obrador en sus eventos suele afirmar frecuentemente que los miembros de la «mafia del poder», a la que le dedicó un libro en 2010, son los enemigos que se oponen a la transformación de México, y en la punta de ellos sitúa al expresidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), quien requiere frecuentemente de los servicios profesionales de Collado Mocelo desde hace años.

López Obrador asocia este grupo principalmente con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) –en especial al grupo Atlacomulco-, comenzó con el gobierno del presidente Miguel de la Madrid Hurtado, y tuvo su auge en la administración de Carlos Salinas de Gortari, sobre todo  cuando se privatizó casi la totalidad de empresas públicas, incluida Teléfonos de México (Telmex), Compañía Operadorea de Teatros (Cotsa) y el Instituto Mexicano de Televisión (Imevision) – hoy TV Azteca- y otras.

También fue abogado del dueño del Grupo Quart, el argentino Carlos Agustin Ahumada Kurtz quien protagonizó el caso “del Señor de las Ligas”” René Juvenal Bejarano Martínez y Carlos Imaz entonces delegado de Tlalpan, una nrelación amorosa con la exjefa de gobierno, extitular de la Sedesol y Sedatu, Rosario Robles Berlanga, y los casos de corrupción por trabajos incumplidos en las delegación Álvaro Obregón y otras, defendió a Raúl Salinas de Gortari del homicidio de su cuñado José Francisco Ruiz Massieu, y de “lavado de dinero2 que lo acuso la entonces PGR.

Asimismo, defendió a los exarbitros de futbol el uruguayo nacionalizado mexicano Edgardo Codesal y a Felipe de Jesús Ramos Rizo, al expresidente de la Comisión Bancaria y de Valores Eduardo Fernández, de lavado de dinero y de tener cuentas bancarias en Suiza, después de lanzar acusaciones contra el empresario Lino Korrodi y la asociación civil “Amigos de Fox”, del exsubprocurador de la PGR, Mario Ruiz Massieu de lavado de dinero, quien se suicidó en una localidad de Estados Unidos, después de denunciar un complot en su contra para evitar que se llegará a la verdad en el homicidio de su hermano José Francisco, con su frase célebre “Los Demonios andan Sueltos”.

Asimismo, ha trabajado para el exdiputado, exsenador y excandidato presidencial por el PAN,  Diego Fernández de Cevallos y el líder sindical Romero Deschamps, aunque en casos de menor importancia.

Actualmente se encuentra recluido en el Centro de Readaptación Social Norte, enfrentando proceso penal por lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita, lo que motivo que renunciará a la presidencia del Consejo de Administración de Caja Libertad Servicios Financieros, se le acusa de la adjudicación de una propiedad en Querétaro ilegalmente, con estos antecedentes se puede tomar una opinión del porque este caso puede ser una advertencia a otras detenciones, ya está lo de Emilio Lozoya Austin, quien será otro de los oscuros personajes que enfrentará a la justicia en este periodo de la IV Transformación.

Deja un comentario