CDMX

Necesario que involucrar a los niños en actividades de cuidado del medio ambiente

El diputado local Rigoberto Salgado manifestó que «como sociedad es trascendental crear valores enfocados al respeto de nuestros espacios verdes, la flora y fauna, además de participar constantemente en campañas en beneficio del medio ambiente. Su cuidado y conservación de sus ecosistemas es tarea de todos como sociedad, pero también es importante que desde temprana edad los niños y las niñas aprendan y respeten los espacios naturales y se sumen a su protección».

Durante su participación, en el evento «Mi Árbol y Yo», donde niños y niñas de Tláhuac adoptaron un ejemplar, con el compromiso de vigilarlo y cuidarlo, fomentando con ello la responsabilidad de salvaguardar los ecosistemas, Salgado Vázquez, recalcó “se debe involucrar más a los menores en acciones y programas a favor del medio ambiente, empezando desde el núcleo familiar, la sociedad y la escuela, con lo cual se puede crear conciencia y valorar más las bondades y beneficios que nos otorga nuestro planeta”.

Apuntó, «estas acciones van encaminadas a que los niños y niñas conozcan más sobre los elementos que conforman la naturaleza, y además aprenden el valor que estos tienen en nuestra vida y en el planeta tierra, por ello debemos impulsar y trabajar por un medio ambiente limpio».

Subrayó, «el tema del cambio climático es un asunto que ya es una realidad y que nos afecta a todos, principalmente a los ecosistemas, flora y fauna, repercutiendo en nuestra vida cotidiana, donde el principal causante somos los seres humanos.

Recalcó que el cambio climático es provocado por los gases efecto invernadero mismos que dañan la atmósfera, generando una catástrofe mundial, por ello, debemos asumir nuestra responsabilidad y tomar conciencia para dar una solución a este problema».

Indicó, “la sociedad principalmente los niños y jóvenes deben estar más informados sobre las causas y consecuencias que generan el cambio climático, los cuales los podemos percibir con las temperaturas altas, afectaciones en materia agrícola, lluvias atípicas y constantes, entre otros efectos que, trabajando en equipo y tomando conciencia, se pueden revertir”.

Señaló, «Mi Árbol y Yo» es una actividad donde se involucra a los menores inculcándoles el valor y el amor hacia la naturaleza, además de recibir un ejemplar de cerezo rojo, asumiendo el compromiso de cuidarlo, y adoptándolo como un miembro más de su entorno. En la actividad, los niños y niñas le pusieron el nombre a su árbol, algunos escogieron el de un familiar querido, otros de sus personajes de ficción favoritos, pero al final del día, pusieron su granito de arena para favorecer al medio ambiente con oxígeno y vida.

Aseveró, «para los menores será satisfactorio y gratificante ver como su árbol va creciendo, y de cómo gracias a sus cuidados y cariño forma parte ya de su entorno, y ellos asumen con responsabilidad seguir participando y contribuyendo con el medio ambiente».

Añadió, «los niños y las niñas son la esperanza de este mundo, es un sector de la población que debemos cuidar y otorgarles las herramientas necesarias para su óptimo desarrollo en todos los ámbitos de la vida, comenzando desde casa, lugar donde se fortalecen y reafirman los valores».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: