Nacional Política

Cuestiona grupo de empresarios plan de negocios para PEMEX

El Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) da solo un «respiro» a corto plazo, pues «no ataca» con suficiente fuerza los problemas evidentes que enfrenta la empresa productiva e implica una fuerte presión sobre las finanzas públicas, afirmó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

La estrategia, presentada en días pasados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, parace ser insuficiente para elevar la inversión requerida para incrementar la producción y las reservas en la forma proyectada y darle viabilidad a Pemex en el mediano y largo plazos, abundó.

De acuerdo con el plan de negocios 2019-2023, la proyección apunta a alcanzar dos millones 697 mil barriles diarios hacia final de la administración, a través de la explotación de 22 «nuevos» desarrollos.

El organismo del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) refirió que la iniciativa de rescate tampoco incluye la participación de la inversión privada, que permitiría atraer más recursos y financiamiento, salvo mediante contratos de servicios integrados de exploración y extracción, en los que la empresa del Estado se queda con la mayor parte del riesgo.

Además, calificó como «cuantiosos» los recursos que el gobierno prevé aportar por 141 mil millones de pesos en la primera mitad de su administración y deberá compensar esos recursos mediante más ingresos o menos gasto en otras áreas, sobre todo si desea conservar el superávit primario de 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) programado para este año.

Señaló que si bien esos recursos serán compensados por ahorros derivados de la ley de austeridad y por más recaudación fiscal, “se ve muy difícil” hacerlo por esas vías si se considera que hay otras caídas de ingresos que también requirieran sanear.

«El plan de negocios anunciado no enfrenta desafíos como los anteriores, entre otros, pero si compromete recursos fiscales significativos al rescate de la empresa, aunque sea solo por los próximos tres años, principalmente durante los siguientes dos», reiteró.

Con este plan de negocios se demuestra que sí es posible un modelo diferente de gestión basado en la innovación, la eficiencia y sobre todo sin corrupción.

Pero «el tiempo dirá si esto es correcto, sobre todo si el nuevo modelo es efectivamente exitoso en elevar la producción, reservas y eficiencia de la empresa», agregó.

Deja un comentario