CDMX Denuncia

Miguel Ángel Vázquez Reyes ex zar de la nómina en el GCDMX operó a su antojo 80 mil millones de pesos anuales, la administración pasada.

Miguel Ángel Vázquez Reyes, ex subsecretario de Administración y Capital Humano de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México, fue solapado por Miguel Ángel Mancera para manejar a su antojo en un año electoral como fue 2018, más de 8 mil millones de pesos del presupuesto y tener injerencia no sólo en la citada secretaría, sino también en diversas áreas de gobierno.

Eso sin contar que al año manejaba 80 mil millones de pesos, pues tenía bajo su control la nómina de alrededor de 325 mil trabajadores, incluido bomberos, policías y trabajadores del STC-Metro.

260418-CDMX-FINANZAS

Miguel Ángel Vázquez es un individuo tortuoso que fue llevado ante Miguel Ángel Mancera de la mano de Julio Cesar Serna, le fue creada esa subsecretaría por medio de un decreto para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública del Distrito Federal, publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 18 de febrero del 2017.

Su ascenso a la poderosa Subsecretaría de Finanzas lo consigue a base de traiciones a funcionarios de los dos gobiernos anteriores, pero además, no cumplió con los requisitos legales para tal cargo que exige como mínimo el nivel licenciatura y «según documentos de la Secretaría de Educación Pública apenas terminó el nivel bachillerato».

Los hermanos Serna, Julio Cesar y Luis Ernesto fueron los padrinos políticos de este nefasto político, para operar a través del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, SUTGCDMX, para apoyar a Alejandra Barrales Magdaleno, candidata del PRD a la jefatura de gobierno. Desde ese cargo llevó a cabo maniobras turbias con la entrega de plazas a un sinnúmero de personas que no alcanzo para la ex aéromosa ganara la jefatura de gobierno en 2018.

Quien lo dijera, de chofer y de ser un don nadie, pasó a ser amo y señor de más de 300 mil trabajadores del gobierno de la Ciudad de México, de base, honorarios, eventuales, autogenerados, policías, bomberos y voluntarios.

miguelangelvasqu-e201de52ec10646c58c92002e11bf647-1200x800

Así lo describieron quienes conocieron a Miguel Ángel Vásquez Reyes, Subsecretario de Administración de Personal y Desarrollo Humano de la Secretaría de Finanzas del GCDMX, hoy en chirona.

Gente cercana a Vásquez Reyes, lo señalan como un ser despreciable pues a todos los que le tendieron la mano los traicionó, incluso reclutando a las ex esposas de sus peores enemigos para exhibirlas como trofeos.

5834c352c80df518712771-1

Sin embargo, la 4-T no está conforme con la aprehensión y encarcelamiento del ex zar de la nómina en la administración mancerista, quiere a más de sus cómplices y uno de ellos es Hugo Alonso Ortiz, Secretario de la Sección 1 de limpia, quien desafió abiertamente a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, lanzándose como candidato a la presidencia del SUTGCDMX.

Su osadía y relación muy cercana con Miguel Ángel Vásquez Reyes, lo hacían un despreciable en el antiguo ayuntamiento, por lo que fue sacado de la jugada y ahora le están armando cuidadosamente su expediente para que le vaya a hacer compañía a su protector.

Acostumbrada a dar órdenes y no recibirlas, la diputada local perredista, Ana Paula Mendieta Castillo, esposa de Miguel Ángel Vásquez Reyes, argumentó que su conyugué fue sacado con lujo de violencia de su domicilio en San Ángel.

Sin embargo la residencia donde vivía oscila entre los 70 y 80 millones de pesos, que un funcionario de medio pelo como lo era el ex zar de la nómina de la administración mancerista, no podría costear con el sueldo que ganaba.

Esa es solo una casa de muchas que tiene. Irán por ellas las autoridades capitalinas.

Por cierto que al ex todo poderoso en la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa, le salió un abogado de oficio. Se trata del diputado local perredista, Víctor Hugo Lobo Román, amigo personal de su homóloga Ana Paula Mendieta Castillo.

Sabrá en donde se está metiendo Lobo Román?, porque él tampoco dejó buenas cuentas cuando fue delegado de Gustavo A. Madero y menos su esposa Nora Arias. Ambos son odiados por la 4-T en el antiguo ayuntamiento quien busca echarles también el guante.

No sea que a Lobo le salga el tiro por la culata.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: