CDMX

Trabajadores del único, indignados por imposición

Los más de105 mil trabajadores al servicio del Gobierno de la Ciudad de México, expresaron su enojo al señalar que no puede ser que el famoso directorio que v controla el ex senador, Joel Ayala Almeida, líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), quiera imponer a Heladio Ramírez de la Rosa o a Maximiliano García, pues ambos personajes, fueron expulsados cuando intentaban un cargo, por corruptos.

Los trabajadores del gobierno central, organismos descentralizados, autónomos y de las alcaldías, denunciaron que ahora desde el famoso directorio quieren candidatear a uno de los dos como candidatos de unidad a la presidencia del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), apostándole al olvido de lo nefasto y corruptos que fueron estos dos ex líderes sindicales.

Además hoy en día, manifestaron los trabajadores, ninguno de ellos los representan sindicalmente, porque no cuentan con ninguna autoridad moral ni laboral.

Los trabajadores manifestaron que lo más sano es que los miembros de las planillas Azúl y Rojo, se unifiquen, trabajen conjuntamente y que seleccionen a un miembro del Comité Ejecutivo General – que ya no sea ninguno de los que compitieron recientemente- para que cumpla la misión de unificar al gremio, que hoy por hoy se encuentra a la deriva.

Todo eso, consideraron los trabajadores, les daría credibilidad, certidumbre y se evitaría que manos externas metan las manos en la elección del presidente del SUTGCDMX que tendrá que elegirse el 21 de abril próximo.

Asimismo, los trabajadores acusaron que Bertha Gómez, subsecretaria de finanzas del GCDMX opera a favor de los consentidos de José Medel Ibarra, líder sindical repudiado y expulsado en la administración de Andrés Manuel López Obrador, cuando fue Jefe de Gobierno -2000-2006-, pues se enriqueció con recursos de los trabajadores, al grado de disponer de recursos económicos que no eran suyos para adquirir un equipo de fútbol de tercera división.

Por esa razón, los miles de trabajadores, solicitaron a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, amarre las manos a Bertha Gómez y a Sergio Antonio Montecinos que en diversas formas buscan el control de la organización sindical más grande de la capital.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: