Denuncia Educación

Fernando Solorio Valdivia hace honor a los plátanos, por chueco

Fernando Solorio Valdivia, es un abogado que hace honor a los plátanos, por chueco, corrupto, por realizar el arte de tráfico de influencias, déspota, quien coludido con directivos de la SEP actúa contra maestros que se dedican brindar sus conocimientos en las aulas.

Ese «licenciadillo», ha sido denunciado ante diversas instancias legales y administrativas y no ha sido sancionado a pesar de que padres de familia lo hicieron también por diversas arbitrariedades cometidas.

Fernando Solorio fue encargado del Jurídico (Área de convivencia, sana y pacífica de la Operativa) , estaba con «Pacheco» y se lo llevó a Xochimilco, pero como Pacheco se fue, lo van a mandar a la Dirección General de Recursos Humanos de la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México (DGARH), porque en tierras xochimilcas lo detestan por corrupto.

Sin embargo a este nefasto personaje lo quieren premiar con un tal Pelcastre y Calvario, enviándolo a la Dirección de Normatividad y Relaciones Laborales de la DGARH a pesar de tener infinidad de denuncias.

El trabajo del enemigo del magisterio sería revisar comparecencias actas administrativas y demás documentos en los que él mismo aparece como violentador, es decir será juez y parte.

Con su llegada habrá más corrupción y no habrá justicia, pues este personaje es acusado de hostigar a las maestras y pedirles favores sexuales para no involucrarlas en problemas que pondrían en riesgo sus plazas de trabajo.

Lo más grave es que en lugar de iniciarle una investigación por enriquecimiento ilícito, acosador y brindar asesorías a directivos con fines de lucro, violentará los derechos de los trabajadores, pues será una constante el acoso y hostigamiento en contra de los maestros

La pegunta que se hacen los maestros es: ¿Este tipo de corrupción se permite en DGARH? actuando con esta discrecionalidad, deshonestidad y falta de ética.

Por ello los maestros denunciaron también Mireya Vega Romero, de la autoridad educativa por su actuar discrecional de premiar a una persona de tan poca ética y honestidad.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: