Vie. Sep 17th, 2021

Diseñan a »niño» robot que puede experimentar dolor

Una de las películas de ciencia ficción más populares es «Blade Runner». En ese mundo, existen los replicantes, unos seres diseñados y creados para comportarse como humanos y que son indistinguibles físicamente del resto de la humanidad.

Aunque la realidad dista mucho de ese mundo distópico llevado a la pantalla grande por Ridley Scott en 1982, el avance de la tecnología ha permitido la creación y construcción de robots que pueden «sentir». La idea de que un robot pueda «sentir» dolor físico y empatizar con el dolor de los humanos aún suena lejana. Sin embargo, los avances en robótica con detección táctil, acercan esa posibilidad a la realidad.

Minoru Asada, un ingeniero de la Universidad de Osaka en Japón, y un grupo de colegas han diseñado sensores táctiles que responden a una gran variedad de estímulos y toques. Estos sensores le han permitido a Affetto, un robot con la forma de la cabeza y rostro de un niño, «sentir dolor». Y no sólo eso, también le permite tener expresiones faciales.

En la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS, por sus siglas en inglés) durante el pasado febrero, Asada dijo que se habían integrado sensores en un material suave, o piel artificial, a fin de que ésta pudiese detectar un toque gentil o un golpe más fuerte. Esta «piel» se conectó a un robot que podría, posteriormente, mostrar «emociones»: Affetto.

Asada llama a esto un «sistema nervioso de dolor» y lo considera un «pequeño bloque de construcción» para una máquina que podría experimentar dolor. Lo cual, podría permitirle a los robots «empatizar» con el sufrimiento de sus compañeros humanos. Según la revista de ciencia Science News, Minoru Asada mencionó que este sistema podría llevar a los robots «a reconocer el dolor en otros». Esta cualidad podría resultar de gran importancia y relevancia en robots diseñados para cuidar de adultos mayores y de la tercera edad, por ejemplo.

Affetto es un robot que tiene la cara de un niño pequeño que responde a los estímulos y toques con sonrisas, muecas o al fruncir el entrecejo. Los científicos que lo desarrollaron, lograron que Affetto pudiera tener estas respuestas mediante la identificación de 116 puntos faciales distintos, además del análisis de los mecanismos que le permiten al rostro generar expresiones.

Es decir los científicos investigaron estos 116 puntos faciales en Affetto para poder medir su movimiento tridimensional. Estos puntos fueron apuntalados por «unidades de deformación».

Las cuales se componen de una serie de mecanismos que pueden generar una contorsión facial distintiva (por ejemplo, subir o bajar una parte del labio). Después estas medidas se sometieron a un modelo matemático para cuantificar estos patrones de movimiento.

Según lo publicado por el tabloide británico The Sun, Minoru Asada, quien también es presidente de la sociedad de robótica de Japón, mencionó que en la cultura japonesa, «se cree que todos los objetos inanimados tienen alma; por lo tanto, un robot de metal no es diferente de un humano en ese aspecto».

«Hemos integrado este sistema en el robot para lograr que sienta dolor a fin de que lo entienda en otros. Le estamos apuntando a construir una sociedad simbiótica con robots inteligentes, y un robot que puede sentir dolor es un componente clave de esa sociedad. Japón es un país con una sociedad de alto envejecimiento y mucha gente mayor vive sola aquí. Este tipo de robots podrían proveer asistencia física y emocional», agregó el presidente de la sociedad de robótica de Japón. Referente al futuro distópico representado en Blade Runner de Ridley Scott, el profesor Asada dijo que «técnicamente, no estamos lejos de eso. Pero éticamente es otro asunto».

Deja un comentario

Nuestras Columnas

Nuestras Columnas

El huachicol y los bandidos del río frio

Algunas palabras y refranes se acuñaron por esta novela costumbrista del siglo XIX, escrita por Manuel Payno, quien al igual que Altamirano con El Zarco,...

El laberinto de la sociedad

Acostumbrados a buscar explicación de nuestros problemas en la inmediatez: culpamos a la corrupción, a los políticos y a las instituciones. Pero no buscamos los...

Un siglo sin López Velarde

El 19 de junio se cumple un siglo de la muerte de Ramón López Velarde. Este año en que se celebran centenarios, bicentenarios y otras...

El Fifí

Los mexicanos o quizá otros, acuñan adjetivos que se convierten en sustantivos para calificar a personas o personajes, así decimos “naco” con manifiesta intención racista,...

Avances del Cablebús línea Indios Verdes Cuautepec – Parte 12

DOCEAVO REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LOS AVANCES DEL CABLEBÚS (LÍNEA INDIOS VERDES – CUAUHTEPEC). ENVÍO 1 DE 3 Aquí les presentamos el primero de tres envíos,...

Suscríbete y forma parte de la Agencia Avenida Juárez

A %d blogueros les gusta esto: