Dom. Oct 25th, 2020

Ensamblando escuelas: en defensa de los maestros y las aulas

En la dinámica social y cultural actual, existen dos relatos que han permeado el ánimo de la actitud y el comportamiento de las personas. Uno; se refiere creer que mientras más rápido se atienda alguna situación cotidiana, productiva o de aprendizaje, se logra no sólo ser eficiente, sino lograr la flexibilidad necesaria para responder a un conjunto de retos. Dos; remite a considerar el uso de terapias suaves para no violentar las relaciones interpersonales, de ahí le necesidad de establecer al mundo como un gran sitio para las relaciones públicas y el confort emocional.

Ambos aspectos, han permeado la educación en diferentes niveles, instituciones y grados. En tal caso, se apunta la idea de que lo mejor es crear procesos ágiles en la búsqueda, intercambio y presentación de la información para tender las supuestas demandas o necesidades que requieren los alumnos y los mercados económicos y políticos.

En el otro caso, significa evitar el conflicto en las relaciones escolares, como si éste fuera un fenómeno anómalo que se debería desintegrar para evitar el dolor, la tristeza o cualquier otra emoción incómoda. De hecho en ausencia de la parsimonia necesaria para toda educación, se asiste a la fragmentación de las relaciones. Y al extravío de una existencia compleja, se observa una forma alienante de ocultar los malestares que son necesarios para el autoajuste personal.

En ese sentido, se han manifestado una tendencia que integra en la formación humana esos dos aspectos y que rehúyen de forma manifiesta a lo que implica la socialización con los maestros y los eventos que ocurren en el aula. Dicha fenómeno es un «proceso», una «orientación» o algo por el estilo que intenta desapegarse de la escuela, sus maestros y los significados en el salón de clase, con la idea de que en esos lugares existe insensibilidad, ineficacia formativa y ausencia de valoración de las capacidades del estudiante.

Por tal motivo se prefieren hacer actividades formativas en casa como los quehaceres del hogar y/o en espacios culturales como museos, bibliotecas o lugares similares. Si bien estos dos ejemplos se acercan al ideal de desescolarización al que podría acercarse a la obra de Iván Illich y por tanto a un proceso sano de desinstitucionalización, carecen del pulso de lo que representa la tarea educativa.

Dicha tarea, se puede ubicar en una afirmación y en un frente de batalla; la primera: toda educación obedece a principios críticos de transformación de la realidad como totalidad, lo cual no se sabe hasta qué punto las iniciativas de educar sin escuela tengan conciencia de ello.

La segunda, el punto de llegada de los maestros no es ser monolitos de piedra que se vean como sujetos inamovibles, sino como oportunidades para el diálogo, es decir, se parte del supuesto que cuando una comunidad conversa, se logra comprender como nadie tiene la última palabra y de ahí observar la posibilidad de que el profesor se autoafirme como alguien logre el acompañamiento estudiantil.

En ello mismo, el profesor al estilo de Sócrates es alguien que sigue indagando porque duda y no sabe y lo hace con sus discípulos para generar interrogantes y entender que además de toda reflexión lleva su tiempo y no está anclada en los automatismos de la época, está invitando a que haya siempre aprendiz y aprendices en desarrollo.

En el caso del aula, es ahí donde se forjar las experiencias motrices para brincan, bailan, corren con sus pares en un contexto que lo hace con un propósito e intención, además de ser un espacio destinado para ello y con la guía de los maestros, algunos menos o más cercanos, pero con la idea de crear un ambiente particular de aprendizaje y fraternización, que es poco probable cuando los niños y los padres trabajan con base a ocurrencias del instante o a jugar a vivir la existencia indoloramente.

Deja un comentario

Nuestras Columnas

Nuestras Columnas

Los extraños caminos de la educación en una civilización hedonista

La educación es un acto deliberado y con intenciones que no sólo se encuentra dentro de instituciones formales para tal efecto, sino que se ubica...

Sobre los extremos que se tocan

Se ha discutido mucho sobre el tópico que sostiene que los extremos se tocan. Parece que era una de las frases favoritas del líder de...

Crisis sin final o a río revuelto…

La pandemia generada por el COVID-19, ha generado múltiples alteraciones en la vida de una sociedad que ya de por sí tenía varios problemas rezagados....

PRI-EDOMEX, peor que MORENA

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Aun cuando el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo no debe inmiscuirse en asuntos electorales para...

Enemigos a vencer en el aparato de justicia: Woolrich

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Todo el mundo sabe -por lo que dicha verdad se ha convertido en apotegma- que en muchos Agentes...

Suscríbete y forma parte de la Agencia Avenida Juárez

A %d blogueros les gusta esto: