Vie. Oct 30th, 2020

Veracruz, Ver.- Alumnos de la escuela primaria Vicente Barrios, ubicada en el centro histÛrico de Veracruz, son obligados a tomar clases en los pasillos y canchas de la instituciÛn, luego de que ComisiÛn Federal de Electricidad realizara el corte del suministro de energÌa elÈctrica debido a un adeudo en el pago. Foto: FÈlix M·rquez/FOTOVER.

Tiranías de la hipermodernidad

Hace unos días salieron dos informaciones que nos ponen a reflexionar no sólo sobre el futuro de la educación, sino del porvenir de aquellas generaciones que están en la etapa de la niñez y/o la adolescencia.

La primera de una maestra del Municipio de Sabinas Hidalgo en el estado de Nuevo León, quien le solicita a la SEP cancelar el ciclo escolar que recién ha iniciado de manera virtual en al menos cuatro niveles de formación.

Las razones que arguye son muy legítimas y expresan las condiciones que se invisibilizaron durante mucho tiempo y las cuales se refieren tanto a la desigualdad en el alcance de dispositivos móviles e internet y la falta de recursos para sostener éste y otro tipo de inversiones para el desarrollo de la educación.

A este aspecto vienen a sumarse a otras situaciones que no se han reflexionado, por ejemplo:

1. En el caso de niños que acuden al kínder y a los primeros años de primaria la idea de “aprender” viendo la televisión, genera un efecto contrario: aburrirse y la animadversión que se le está formando cuando se les habla de temas educativos.

2. En esas edades, el juego con los otros (y no el aislamiento), no sólo sirve para facilitar su forma de entender las cosas, sino también como éste exige movimiento; entonces implica el conocimiento del cuerpo, de sus movimientos, de la longitud de sus desplazamientos, de la creación de historias en conjunto y de cuestiones sobre la negociación, la disputa y el conflicto.

3. Los anteriores aspectos se dan en el ámbito de la socialización entre estudiantes-profesores y cuando se integran los padres de familia y las autoridades. Incluso, le sirve al infante para reconocer quién es quién y así entender qué rol juegan ellos y los demás, el uso del lenguaje y el reconocimiento de que no todos sus compañeros, amigos y cercanos son iguales o diferentes a ellos.

Otro aspecto, es que la interacción en la escuela (y en muchos otros espacios de encuentro cultural o deportivo) implica también evidenciar relaciones con el espacio físico, es decir, el atrás, adelante, a un lado, al otro, arriba, abajo, distancia para erguirse, caminar correr, ceder o no el lugar; lo cual significa una representación de cómo crear relaciones con esos lugares.

En tal caso la autoridad, no reconoce la vulnerabilidad económica y en el desarrollo de la personalidad y de la valoración de vivir con los otros y sólo está al pendiente de la perversa obsesión ciega de responder a la eficacia y eficiencia de la economía actual.

La otra noticia, remite a que la empresa de tecnología de Google, ofrecerá certificados de carrera en línea, lo cual equivale a una licenciatura de cuatro años. Esto podría parecer una buena idea para quienes tienen otra idea de la educación y/o para trabajar su formación en otros ritmos y/o para especializarse en cosas que sean más “útiles”.

Digamos que el problema no es lo que va a hacer esta institución, sino para qué lo va a realizar. Y esto supone esa idea de  “utilidad”, pues esas certificaciones serán para habilitar en el trabajo, lo cual genera dudas sobre si la formación sólo es para ejecutar o si implica nuestra apreciación intelectual, afectiva y moral del mundo, para su crítica o su cambio, es decir, para el compromiso espiritual consigo mismo y con el universo que nos rodea. Si esto es así, las universidades que promueven dentro del humanismo una feroz defensa de principios como la ayuda mutua o la solidaridad están liquidadas.

En el caso de la maestra, no se está diciendo que se regrese a clase porque pueden enfermarse, más bien comprender cuáles son los riesgos a largo plazo de la parálisis mediática que se está tragado la esperanza infantil.

En cuanto a lo que representa Google, crear círculos de diálogo para dos cosas: 1. Discutir la conveniencia de lo que ofrece esta empresa y 2. Asumir las responsabilidades de decir lo que nos conviene en educación y que se la hemos dejado a esos tiranos, quienes siempre acuñan frases como: “es por tu bien” o “es por tu seguridad”.

Deja un comentario

Nuestras Columnas

Nuestras Columnas

Piden Trabajadores del PJCDMX mayores medidas protectoras contra Covid-19

BLAS A. BUENDÍA (¨) A través del Oficio DJ-78/2020, el Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial de la Ciudad de México que encabeza el...

Los extraños caminos de la educación en una civilización hedonista

La educación es un acto deliberado y con intenciones que no sólo se encuentra dentro de instituciones formales para tal efecto, sino que se ubica...

Sobre los extremos que se tocan

Se ha discutido mucho sobre el tópico que sostiene que los extremos se tocan. Parece que era una de las frases favoritas del líder de...

Crisis sin final o a río revuelto…

La pandemia generada por el COVID-19, ha generado múltiples alteraciones en la vida de una sociedad que ya de por sí tenía varios problemas rezagados....

PRI-EDOMEX, peor que MORENA

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Aun cuando el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo no debe inmiscuirse en asuntos electorales para...

Suscríbete y forma parte de la Agencia Avenida Juárez

A %d blogueros les gusta esto: