Lun. Oct 26th, 2020

La belleza de lo efímero trivial

Recordaba los dichos interesantes de dos estudiantes; uno mencionaba que “todo es subjetivo” y el otro: “¿qué es el arte moderno?” Estas dos opiniones (afortunadamente), dan a entender algo así como que “todo vale” o que no hay un referente o fundamento el cual guíe la conducta humana para crear un criterio sobre lo que se puede enaltecer o aquello digno de crítica o repudio.

Algo de esto le pasa a la belleza, todavía antes de la Segunda Guerra Mundial, lo bello no era lo satisfactorio que colmara todas las expectativas de una persona y/o una comunidad. Más bien esta cuestión estaba muy ligada a situaciones de la naturaleza o de las obras humanas las cuales nos pusieran en cuestionamiento, es decir, que permitieran reflexionar lo pequeño de la existencia humana o la magnificencia de las cosas inexplicables a las que no pudiera entender o superar.

Precisamente la “superación” es el problema que aqueja a las sociedades occidentales, lo cual equivale a decir, cómo es que puedo “darle la vuelta” a una ola de mar que en su vaivén representa esa ser majestuosidad, pero a la vez para algunos resulta complejo de lidiar y controlar de acuerdo a su “extraño” comportamiento”. En tal caso se prefiere reproducir en video y en internet la misma marejada, deteniendo la reproducción, adelantándola, viendo momentos que colmen de placer o dicho en otras palabras: prefiero que guste y se controle (al menos la creencia de la gente quien considera que tiene el “mando” de la red de redes).

De tal suerte se inaugura una nueva suerte de belleza, la cual ya otros dijeron, se refiere al “me gusta”, al de tener el mundo a mis manos (o en las tenazas de google). Muchos creen que esta belleza está para servirles como resulta el curioso pensamiento de los estudiantes citados arriba a quienes se les ha hecho creer (con o sin argumentación), que si todo es subjetivo por lo tanto hay un “yo” quien decide sin darle cuenta a nadie más y si ese yo se siente más seguro al evitar la pesadez y elogiar a liviandad, entonces es casi seguro que lo único aceptable sean las nuevas formas puras de la belleza ubicadas en el “pasársela bien”.

Hay aquí una revolución, la cual ha logrado allanar el terreno a la belleza de la racionalidad científica de la era cartesiana y también la de las vanguardias artísticas, no obstante los códigos actuales rescatan del primero su encerramiento (la gente volcada en sí misma; no en la reflexión sino en su protección contra la viralidad exterior) y de las segundas, las cuales ven como actos creativos hechos a voluntad y que los artistas posmodernos pueden hacer las mismas o mejores obras.

En tal caso flota (no cae ni sedimenta), una suerte de atrocidad; si hay extremo subjetividad, se desintegra la sensibilidad, si se desfigura lo sensible, no hay ayuda al prójimo, si esto, tampoco puede haber creación colectiva que logre consolar de los avatares como especie. Sin serenidad, se crean las ansiedades y depresiones, lo cual a la larga empobrece el bienestar de la especie humana y del mundo.

Si se ve con detenimiento, los usos que el modelo económico y cultural vigente le dan a las tecnologías, generan los aspectos y efectos citados en el párrafo anterior. Nada es casualidad; todo va unido como una auténtica cruzada que el capitalismo de la vigilancia ha creado para que la belleza sea efímera, desustancializada con el uso instrumental de la comunicación y, la regresión de los valores hacia la única fuerza de gravedad posible; el imperio de los “likes” al infinito.

Deja un comentario

Nuestras Columnas

Nuestras Columnas

Los extraños caminos de la educación en una civilización hedonista

La educación es un acto deliberado y con intenciones que no sólo se encuentra dentro de instituciones formales para tal efecto, sino que se ubica...

Sobre los extremos que se tocan

Se ha discutido mucho sobre el tópico que sostiene que los extremos se tocan. Parece que era una de las frases favoritas del líder de...

Crisis sin final o a río revuelto…

La pandemia generada por el COVID-19, ha generado múltiples alteraciones en la vida de una sociedad que ya de por sí tenía varios problemas rezagados....

PRI-EDOMEX, peor que MORENA

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Aun cuando el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo no debe inmiscuirse en asuntos electorales para...

Enemigos a vencer en el aparato de justicia: Woolrich

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Todo el mundo sabe -por lo que dicha verdad se ha convertido en apotegma- que en muchos Agentes...

Suscríbete y forma parte de la Agencia Avenida Juárez

A %d blogueros les gusta esto: