Deportes

Jesé Rodríguez llega al Betis para competir con Lainez por la titularidad

La bomba adelantada por MARCA este domingo ya es oficial. Jesé Rodríguez llega al Betis cedido procedente del PSG como uno de los refuerzos invernales más sonados. El Betis no se guarda opción de recompra por el jugador, por el que el club parisino pagó 25 millones en 2016. De hecho, el PSG corre económicamente con la mayor parte de la operación.

Las negociaciones se iniciaron semanas atrás, pero el acuerdo se demoró hasta este martesEl deseo de Jesé de regresar a LaLiga era conocido por la mayor parte de los clubes españoles con los que hubo contactos, Villarreal, Real Sociedad y Valladolid entre ellos. Sin embargo, la opción del Betis contaba con dos puntos fuertes a favor: que juega competición europea (más allá de que está vivo en Copa) y que lo dirige Quique Setién, al que Jesé ya tuvo como entrenador en Las Palmas.

De hecho aquella cesión, la primera como jugador del PSG en el mercado invernal de la 16-17, fue el último buen recuerdo del ex madridista como jugador, aunque tampoco se acercó a su mejor versión previa a la lesión, reconocido por el mismo Setién. Participó en 16 partidos y marcó tres goles… uno de ellos al Betis.

Su segunda cesión el curso pasado al Stoke City fue un paréntesis en su carrera. La enfermedad de su hijo le hizo viajar constantemente desde Inglaterra a España hasta acabar su préstamo antes de tiempo. Su último partido fue el 17 de marzo contra el Everton (11′). No juega un choque completo desde el 5 de febrero del año pasado, con el sub 23 del Stoke. Casi un año.

Este verano, fue apartado desde el verano por Tuchel. «Llevo meses trabajando para tener la oportunidad de volver a ser el mismo… o mejor». El PSG no facilitó la salida en calidad de cedido, hasta el punto que el último día de mercado lo llegó a tener hecho con el Nantes. pero no llegó a concretarse. Y empezó un laberinto del que ya ha salido. El PSG no le inscribió, aunque sí le permitió entrenarse con sus compañeros.

Jesé reaccionó en los últimos meses para acabar convenciendo al Betis. Contrató un preparador y nutricionista que le ha hecho perder siete kilos. De hecho, Tuchel quiso tener un detalle con el jugador, al que no inscribió al inicio de temporada pero al que hizo jugar de manera testimonial en la Copa hace unos días.

Ahora afronta una oportunidad única, la misma que pedía en una entrevista en MARCA en julio: «Llevo meses trabajando para tener la ocasión de volver a ser el mismo… o mejor». Así llega Jesé a Heliópolis, con el reto de plasmar en el césped el cambio que ha operado en un equipo potente de LaLiga, todo un histórico, rodeado de grandes jugadores como Lo Celso (otra operación Betis-PSG) y en el país en el que quiere jugar. La pelota, más que nunca, está en su tejado.

Deja un comentario