CDMX

Corrupción inmobiliaria sigue siendo principal problema en Benito Juárez

La inseguridad y la corrupción inmobiliaria, así como opacidad, la proliferación del comercio ambulante, el gasto excesivo de recursos públicos y la reciente tala de 60 árboles en la colonia Xoco, son los problemas que actualmente enfrenta la alcaldía de Benito Juárez a cargo de Santiago Taboada Cortina.

Durante su comparecencia ante las comisiones unidas de Administración Pública Local y Alcaldías y Límites Territoriales, Taboada Cortina fue cuestionado por la diputada Paula Soto, en torno a la severa ingobernabilidad en el sector inmobiliario y citó casos de varias construcciones irregulares sobre las que ha pedido información a la alcaldía desde el pleno del Congreso, sin que haya habido respuesta alguna.

Soto expuso que «de acuerdo con el Informe-Diagnóstico de Corrupción en el Sector Inmobiliario de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, el gobierno de la alcaldía de Benito Juárez está entre los peor calificados en cuanto a percepción de corrupción en el sector inmobiliario. Sin embargo, la constante que presenciamos en esta comparecencia son los diversos casos de corrupción, opacidad en aplicación de los recursos, en las acciones de gobierno y el despilfarro del presupuesto, así como la falta de atención a las solicitudes ciudadanas».

Taboada Cortina hizo mención también al tema de la expansión del comercio informal, en particular las denominadas “food trucks”, que han proliferado en la alcaldía, sin que las autoridades hayan cumplido su compromiso de hacer cumplir la legislación.

La diputada Leticia Varela Martínez le cuestionó al alcalde respecto de los 60 árboles talados sobre la calle de Mayorazgo, en la colonia Xoco, como parte de los trabajos de construcción en las inmediaciones del complejo inmobiliario Torre Mitikah.

Apuntó, «los habitantes han sufrido un verdadero calvario por todas esas construcciones que son verdaderos monumentos a la corrupción, como la torre Mitikah y el conjunto Park City Towers, entre otros. Los habitantes de Xoco no tienen agua, no tienen visibilidad, no tienen mantenimiento, porque se los han comido estas constructoras con este golpe inmobiliario».

Deja un comentario