CDMX

Modificarán la ley de Establecimientos Mercantiles de la CDMX

A fin de establecer las bases para la difusión de información sobre los efectos, consecuencias y secuelas del consumo de bebidas alcohólicas, la diputada Lourdes Paz Reyes presentó una iniciativa para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal.

Paz explicó «la finalidad de la propuesta consiste en orientar las acciones de los ciudadanos y de toda la cadena de consumo, a fin de reducir el uso nocivo de bebidas alcohólicas; evitando que los menores de edad lo consuman, difundiendo información sobre responsabilidad frente al consumo, promoviendo acciones de educación para conservar y proteger la salud, y estableciendo medidas preventivas y mecanismos de control para evitar la venta ilegal de bebidas alcohólicas».

Apuntó, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones (ENA) de 2008 a 2011 creció la prevalencia en el consumo de alcohol alguna vez en la vida, pasando del 61.3 al 71.3 por ciento. Asimismo, la ENA 2011 reporta que el 6.2 por ciento de la población desarrolló dependencia, lo que equivale a 5.5 millones de personas entre 12 y 65 años.

Señaló, además se establecen lineamientos generales para el diseño, evaluación de normas y programas que buscan prevenir los efectos del consumo nocivo de alcohol, basados en evidencia científica, así como para establecer las bases de coordinación entre los sectores público, privado, social, sociedad civil y los niveles de gobierno local y de las Alcaldías.

Refirió, la iniciativa busca reformar los artículos 1, 2, 4, 5,7, 8, 10, 11, 27, 29, 36, 59, 60, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 71, 71 Bis, 73, 77, 78, 79 y 81 de dicha ley. En el apartado donde menciona que los establecimientos mercantiles donde está autorizado el consumo de alcohol, se propone la certificación de venta responsable, para aquéllos que cumplan distintos requisitos, como la capacitación de su personal en prevención del uso nocivo del alcohol, contar con medios alternativos de transporte, entre otros.

Acotó, «se reitera la obligación de los titulares de establecimientos que expendan bebidas alcohólicas en envase abierto, que provean agua potable no embotellada a los clientes que estén consumiendo bebidas alcohólicas, de forma gratuita e ilimitada».

Agregó, «como medida de cooperación ciudadana se fomenta la denuncia ciudadana como un medio para alertar a las autoridades respecto del incumplimiento de cualquier obligación prevista para los titulares de establecimientos mercantiles y de las personas que consuman bebidas alcohólicas». 

Subrayó, «se reitera la prohibición de la venta y consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, resaltando la posibilidad, que ya contemplaba previamente la ley, para asegurar las bebidas que se expendan de manera irregular. De igual modo, se insiste en la prohibición de expender bebidas alcohólicas que no cuenten con autorización sanitaria, incluyendo aquellos casos en que se mezclen con productos farmacéuticos, energéticos o algún otro que ponga en riesgo la salud del consumidor».

Deja un comentario