Mar. Oct 20th, 2020

Reconoce MEC días difíciles en la relación binacional México-Estados Unidos

Tras lograr la cancelación del cobro de 5 por ciento a productos nacionales de parte de los Estados Unidos, el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard Casaubon, reconoció que en «lo que lleva este gobierno, en estos meses ésta ha sido la más difícil o el momento más difícil en la relación tren México y Estados Unidos. Y la negociación fue muy difícil, muchas horas, muy tensa; y en esencia lo que ocurrió es que la relación comercial y económica se subordinó a la diferencia sobre el tema migratorio. Eso no había ocurrido».

Mencionó «un objetivo primordial de la negociación fue entonces para nosotros, para la delegación mexicana, volver a separar las dos esferas, es decir, que la esfera comercial y la relación económica siga su camino y que la esfera migratoria siga el suyo como estábamos hasta antes de la semana pasada».

Explicó, «qué provocó que esto ocurriese por parte de Estados Unidos, el número de personas que están llegando allá, es decir, en el mes de mayo así nos recibieron en la reunión con el vicepresidente, que fue también muy dura, dura no en el sentido que fueran groseros u otra cosa así, sino muy dura en el sentido de que el tono era casi de ultimátum, bueno, quítenle el casi. Porque nos recibieron con el reporte del mes de mayo de aprehensiones hechas en la frontera de los Estados Unidos con México y dieron a conocer unas cifras superiores a 140 mil personas, es decir, con esa tendencia de personas que están llegando a Estados Unidos, dicen ellos, a fines de este año sabrían, estarían llegando más de un millón 600 mil».

Apuntó, «el tema de las tarifas,  por fortuna hoy se alejado ese peligro; pero el tema de las tarifas ¿qué implica para México o por qué están importante tener cuidado con eso? Hay que tomar en consideración que tenemos un tratado de libre comercio presentado al Senado en México y que está en el Congreso de Estados Unidos y si se aplican tarifas unilaterales, entonces nos alejamos del modelo del tratado de libre comercio».

Refirió, «es decir, que podría seguir en una guerra comercial, pues que no se aprobase o no entren en vigor o deje de estar en vigor, cualquiera de las tres, un acuerdo de libre comercio con México. Entonces, todas las inversiones que tengamos previstas en México tendrían que tomar en cuenta eso. Pensamos, estimamos, que entrar a una guerra comercial nos va a costar a México, en primer lugar, estimamos como incrementar el IVA de golpe 10 por ciento, en términos de tus condiciones de vida, implicaría probablemente la pérdida de un millón 200 mil empleos, implicaría una caída en el Producto Interno Bruto de más de un punto».

Señaló, «porque primero vamos a tener cinco por ciento, luego nos habían marcado el 1º de julio 10 por ciento, y entonces esto se convierte en una crisis económica para nuestro país que afecta a toda la población, se llegó a que los dos temas se separen de nuevo. Entonces, logramos que el tema migratorio esté en una mesa; y el comercio y las tarifas en otra».

Reveló, «el gobierno de los Estados Unidos llegó a la reunión donde estuvo el señor vicepresidente de los Estados Unidos diciendo que la única manera que no hubiese tarifas hoy era que México aceptara y firmara el fin de semana un acuerdo para ser el primer país de asilo; o dicho de otro modo, ser el tercer país seguro. Significa que las personas que quieran buscar asilo que atraviesen por nuestro territorio tendrán que hacerlo en México y no podrán llegar a Estados Unidos a hacerlo».

«Nosotros les dijimos que tenemos muchas reservas sobre eso. Yo mismo declaré llegando a Washington que a mí no me gustaría hacer ese acuerdo. Entonces, después de muy intensas negociaciones llegamos a dos medidas: una propia y otra de ellos, y se acordó un plazo para hacer las cosas y ver quién tiene razón», dijo.

En cuanto a la presencia de la Guardia Nacional en la frontera sur y otros municipios de Chiapas, así como las estrategias conjuntas con el Instituto Nacional de Migración, aclaró que no se está  criminalizando a los migrantes, «México nunca haría eso ni menos este gobierno. Es decir, porque alguien se quiera mover eso no lo convierte en criminal. Se va a hacer un proceso que ya se anunció desde que entró este gobierno, que es que las personas que cruzan nuestro país, en primer lugar, tienen que registrarse».

Aseveró, «no podemos tener transitando por México a 600 mil personas y no sabemos cómo se llaman. Entonces, la decisión que se está tomando es vamos a pedirles que se registren y vamos a decirles qué opciones hay. México no puede permitir que haya un flujo de millón y medio de personas sin saber cómo se llaman siquiera por su territorio».

Deja un comentario

Nuestras Columnas

Nuestras Columnas

Crisis sin final o a río revuelto…

La pandemia generada por el COVID-19, ha generado múltiples alteraciones en la vida de una sociedad que ya de por sí tenía varios problemas rezagados....

PRI-EDOMEX, peor que MORENA

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Aun cuando el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo no debe inmiscuirse en asuntos electorales para...

Enemigos a vencer en el aparato de justicia: Woolrich

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Todo el mundo sabe -por lo que dicha verdad se ha convertido en apotegma- que en muchos Agentes...

Violación sexual en México

A raíz de una entrevista a su servidora en el exitoso programa en Facebook live "Por mis ovarios 2020", donde se abordaba el tema de...

La ciudad femichista.

- Una ciudad no se constituye de un solo hombre. —¿No se dice que la ciudad es del que manda? — Y muy bien si...

Suscríbete y forma parte de la Agencia Avenida Juárez

A %d blogueros les gusta esto: