Nacional Política

Van a aclararle la situación migratoria actual a Muñoz Ledo

En respuesta a los señalamiento del presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo en el sentido de una política de doble rasero, un trato injusto hacia el sur, el canciller Marcelo Ebrard Casaubon anunció «escuché con toda atención los conceptos del diputado Porfirio Muñoz Ledo y me voy a reunir con él, porque lo que hay que hacer es informar y escuchar. Entonces, las tareas que nos hemos propuesto, todas ellas parten de una base».

Expuso, «la  política migratoria más generosa,  me atrevería a decir de este continente, ha sido la que se ha llevado a cabo en México y a nadie nunca se le va a impedir por nuestra tradición que pida asilo. Por ejemplo, cualquier migrante que llega a México y nos dice: «Yo quiero asilo», inmediatamente iniciamos el proceso; o si busca la condición de refugiado».

Subrayó, «lo que no podemos hacer, nada más para que valga la pena y tenerlo claro, es tener una buena relación con nuestro vecino del norte y que pasen miles y miles de personas que ni siquiera están registradas. Eso no existe en ningún país del mundo. Nosotros tenemos una frontera, por razones propias tenemos que registrar a las personas que transcurren por nuestro territorio, transitan por nuestro territorio. Entonces, son dos temas distintos».

Indicó, «no quiere decir que estemos abandonando nuestros principios, nuestra forma de ver las cosas, pero sí se va al fondo del asunto, que es que quienes transiten por el territorio de México tienen la obligación de decirnos quiénes son, a qué vienen, tenemos que ver de qué nacionalidad son y tenemos que procurar, bueno, desde luego el que quiera refugio lo pueda obtener, si alguien pide asilo, que es por razones políticas, México tiene una gran tradición de asilo, no pretendemos cambiar eso. Pero sí pretendemos ejercer lo que la ley mexicana dispone, que es quien entra a nuestro territorio debe registrarse. Esa es la filosofía, pero voy a platicar con él más a fondo».

Al hablar acerca del Comando Sur, el canciller refirió «el tema de la frontera sur que estamos nosotros desplegando es para decir: Sí es posible regular el flujo con un conjunto de medidas, una de ellas es la que acabo de decir respecto al sur. Otra medida es aumentar la inversión en Centroamérica; otra medida es que haya opciones de empleo, también en Centroamérica vamos a trabajar en eso».

Apuntó, «todas esas medidas en su conjunto deben de dar como resultado que tengamos la posibilidad de que los flujos de migrantes sean regulados, ordenados y seguros para las personas, el transcurrir o pasar de territorio sin siquiera que nosotros tengamos noticia de que esa persona está en nuestro territorio genera riesgos enormes para las personas también. Hemos tenido experiencias espantosas en el pasado».

Comentó, «entonces, no está en una estrategia que la conozco del Comando Sur, porque eso es otra cosa, eso simple y llanamente es otra visión de las cosas, y si fuera la visión nuestra, pues no tendríamos ningún diferendo con Estados Unidos».

Aquí la complejidad es que tenemos que coexistir con un país que tiene una idea sobre la migración y nosotros tenemos otra, y tenemos que coexistir, es complejo.

Partamos de la base que el consenso en Estados Unidos es que no quieren migrantes, es la decisión de ellos. Podemos opinar todo lo queramos, pero es el establishment norteamericano hoy y la coalición política que gobierna Estados Unidos no quiere.

Añadió, «entonces, lo único que estamos tratando de hacer es diseñar un sistema que nos permita coexistir, coexistir con ideas diferentes».

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: