Vie. Oct 30th, 2020

Inviables las proyecciones de Sheinbaum Pardo para la CDMX

En crisis se encuentra la administración de Claudia Sheinbaum Pardo en la Ciudad de México, donde los niveles de inseguridad han ido en aumento, sobre todo en la falta de un plan y de acciones para inhibir los índices delictivos en las 16 Alcaldías, sobre todo las que se encuentran en los límites con el Estado de México.

El secuestro y homicidio de los estudiantes de las Universidades del Pedregal e Intercontinental, Norberto Ronquillo Hernández y Hugo Leonardo Avendaño, detonaron lo que se veía venir, aunado a las estadísticas presentadas recientemente por la dirigente de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, quien dijo que en la Ciudad de México, el delito de secuestro ha repuntado 103.4 por ciento en lo que va del año, si se compara con los cinco primeros meses de 2018.

Miranda de Wallace indicó que se han registrado 68 secuestros en la actual administración estatal, lo que se traduce en un promedio de 11 secuestros al mes, cifra alarmante porque la Ciudad de México es la que cuenta con el mayor número de policías a nivel nacional y con una red de cámaras de seguridad que deberían ser factores para disminuir la incidencia.

Señaló que desde el inicio de la administración capitalina alertaron de una serie de deficiencias en la Unidad Antisecuestro y se pidió al secretario Alfonso Durazo, en su ámbito de competencia tomara cartas en el asunto.

Los asaltos en sus diversas modalidades, la presencia de cárteles de las drogas como el Jalisco Nueva Generación, la falta de vigilancia en colonias conflictivas, entre otros problemas de seguridad, han ocasionado que diversos sectores pidan la destitución de Jesús Orta Martínez de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, y de Ernestina Godoy Ramos en la Procuraduría General de Justicia de la metrópoli, por su falta de experiencia y de planeación, a lo que Sheinbaum Pardo ha hecho “oídos sordos”, de que es momento del cambio.

La economía de la Ciudad de México se ha visto castigada seriamente, la desaparición de programas sociales que habían sido baluartes y de apoyo a la población vulnerable, como la pensión alimentaria, a la educación, seguro popular, que pasaron al gobierno federal han sido un completo fracaso, al no cumplirse los tiempos en que todo quedaría actualizado.

Recientemente la mala calidad del aire en toda la zona Metropolitana y en particular la Ciudad de México, puso de cabeza a la actual administración en la metrópoli que no pudo reaccionar, o no supo cómo responder a ella, hasta que la Comisión Ambiental de la Megalópolis tomó cartas en el asunto, y comenzar con las medidas para solventar el problema, que ahora pone más en peligro la salud de los miles de capitalinos.

Otro asunto es el de la movilidad y las inconformidades con las diferentes asociaciones de taxistas quienes le paralizaron el Centro Histórico y otros puntos de la capital, por no haber respondido a las expectativas, las medidas para cambiar paulatinamente taxis y microbuses, a las que no todos van a poder acceder.

La medida de “los automóviles limpios”, que deja entrever que es más recaudar recursos que por sanear el medio ambiente, ya que la población tendrá que contar con el dinero suficiente para comprar un automotor que cumpla con los requisitos para que pueda pasar la verificación, no importa que sea nuevo ya que si se opta por una unidad austera y no cumple los requisitos, no podrá circular diariamente, dichas medidas entran en vigor el año que entra.

En el sector económico el poder adquisitivo de la población en la capital ha bajado considerablemente, el alza a productos de la canasta básica aunado a la pasada crisis de combustibles, puso en evidencia la capacidad de las actuales autoridades de la Ciudad de México, los créditos y las ferias del empleo entre otras acciones del gobierno de Claudia Sheinbaum no han podido responder a las expectativas.

Un duro golpe al bolsillo de los capitalinos fue la desaparición del “seguro popular” sin tener un programa para responder a la demanda, desde el gobierno federal y de la CDMX, quienes pensando en que con el combate a la corrupción y la austeridad todo irían bien pero no.

Este programa pese a las duras críticas que ha tenido, pudo solventar los costos de algunos servicios como el de química sanguínea, electrocardiograma, antígeno prostático y otros, la desaparición del servicio médico e las Unidades Médicas UDOS del STC-Metro, que ayudaban a la economía familiar, así como el abasto de medicamentos que es deficiente, así como la falta de personal para dar servicio, la medida de la desaparición del cuerpo de granaderos para casos de contingencias ciudadanas.

En su momento, la  Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México pidió frenar la austeridad republicana que está «matando” al sector salud y de la educación, “la austeridad ha ido impactando poco a poco todos los sectores, la crisis de salud, la vimos pero seguro no está terminada, no nos hemos ido a meter a los hospitales, la crisis ambiental también tuvo que ver con la carencia presupuestal para el combate a incendios y también la gente con competencia técnica que ha sido despedida».

Reprueban a la jefa de Gobierno

Sheinbaum Pardo recientemente sostuvo una discrepancia con el Instituto Electoral de la CDMX y con el PRD, cuando planteó la realización de la c0nsulta para la remoción de mandato en pleno proceso electoral, aunque arguyó que el gobierno cuenta con los recursos suficientes para realizarlo, quizás en este momento si le harían efectiva la propuesta.

Su gobierno ha sido en los últimos días reprobado por la ciudadanía, la contingencia ambiental aparentemente ya termina fue una sacudida para la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, pero para la ciudadanía fue un gran fracaso la forma de responder al problema.

El descontento por su respuesta a la crisis ambiental provocó que no solo se hablara de una pobre gestión en esa coyuntura sino también de lo que se percibe como una parálisis ante la inseguridad sin control en la ciudad. Los reproches marcaron claramente el fin del periodo de gracia que le permitía acudir a la coartada de culpar a las administraciones pasadas.

Si a la 4T se le ha desgastado el recurso a nivel federal, en el caso de la ciudad está terminado. No se puede esconder que Sheinbaum y el mismo López Obrador son parte de ese pasado al que se pretende culpar. Son 22 años de PRD-Morena en el poder.

La mujer que presumió en campaña su formación como científica fue vapuleada en redes y medios tradicionales cuando quiso explicar el fracaso ante su primera gran crisis con un triste: “la administración pasada no nos dejó protocolos”.

También quedó claro que asumir a su gobierno como una dependencia del proyecto nacional de López Obrador es inviable.

Deja un comentario

Nuestras Columnas

Nuestras Columnas

Piden Trabajadores del PJCDMX mayores medidas protectoras contra Covid-19

BLAS A. BUENDÍA (¨) A través del Oficio DJ-78/2020, el Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial de la Ciudad de México que encabeza el...

Los extraños caminos de la educación en una civilización hedonista

La educación es un acto deliberado y con intenciones que no sólo se encuentra dentro de instituciones formales para tal efecto, sino que se ubica...

Sobre los extremos que se tocan

Se ha discutido mucho sobre el tópico que sostiene que los extremos se tocan. Parece que era una de las frases favoritas del líder de...

Crisis sin final o a río revuelto…

La pandemia generada por el COVID-19, ha generado múltiples alteraciones en la vida de una sociedad que ya de por sí tenía varios problemas rezagados....

PRI-EDOMEX, peor que MORENA

BLAS A. BUENDÍA Reportero Free Lance filtrodedatospoliticos@gmail.com Aun cuando el gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo no debe inmiscuirse en asuntos electorales para...

Suscríbete y forma parte de la Agencia Avenida Juárez

A %d blogueros les gusta esto: