Deportes

30 segundos en el Súper Bowl ante 110 millones de personas: 4.5 mdd

Si en un evento se nota el encarecimiento de un producto es en el juego más visto del mundo cada año: el Súper Bowl. En esta edición, la LIII, en que se enfrentarán los Patriotas de Nueva Inglaterra y los Carneros de Los Ángeles en el estadio Mercedes-Benz de Atlanta, la tarifa de un comercial pasó de 37,500 dólares en 1967 a por lo menos 4.5 millones de dólares en la televisión estadounidense.

Los anunciantes creen que lo vale y la NFL y las televisoras saben que tienen en estos segmentos una mina de oro. Y es que cada año, por lo menos 110 millones de espectadores miran en directo el Súper Bowl, siendo 2015 el año récord con 115 millones. Muchos son aficionados al deporte; otros, lo que buscan es disfrutar del espectáculo del medio tiempo; y otros, en lo posible ver los comerciales. Por ello, cada vez son más las marcas que buscan anunciarse en este evento.

En cada partido final de la NFL hay unos 58 espacios publicitarios a disposición de las marcas para anunciar su producto. El precio a pagar es elevado debido a la cantidad de personas que pueden alcanzar.  Los 30 segundos por comercial este año irán de los 4.5 millones de dólares a 5.8 mdd. Todo dependerá del momento en cual se lanzará al aire dicha publicidad.

En cambio en México y Canadá los precios por 30 segundos durante la transmisión de este evento van de los 170,000 dólares hasta los 200,000.

Las marcas que más presencia suelen tener en este evento son las de bebidas y alimentos, ya que incluso semanas antes, de acuerdo con datos ofrecidos a Forbes México por Gerardo Sordo, director general de Brandme, las búsquedas de estos productos en Google aumentan hasta en un 45%.

Una clara muestra de ellos, es que pese a ser un espacio casi exclusivo de marcas estadounidense, hay algunas extranjeras que logran colarse, como el caso de la mexicana, Avocados From Mexico que también estará presente en este evento con un anuncio.

Otro sector que apuesta fuerte en este evento son las empresas .com, según Sordo en la edición LII de 2018, estas empresas ocuparon más del 30% de los anuncios. Ejemplo de estos casos son Amazon o Go Daddy.

Budweiser, una de las habituales en este evento, reconoce que durante la semana de Súper Bowl sus ventas se pueden llegar a incrementar un 5% por aparecer en este evento mediante un anuncio.

Para esta edición se ven claras algunas tendencias. Por ejemplo, reflejar en sus anuncios actividades cotidianas de las personas en los últimos años. Este año veremos a Alexa (Amazon) pedir unas Pringles.

Marca+ Personaje famoso+ Súper Bowl = negocio redondo 

Otra de las tendencias es el uso de una celebridad para anunciar el producto. Estos son tomados por la sociedad como referentes y las marcas los usan para acercarse al consumidor.

Este año Sarah Jessica Parker, Steve Carrell, Harrison Ford o los BackStreet Boys , son algunos de los que el aficionado podrá ver relacionados con las marcas.

De acuerdo con Sordo, de Brandme, el retorno de inversión que las marcas obtienen al usar una figura en sus anuncios en este evento es de 6.5 dólares por cada dólares invertido.

Las redes sociales cada vez son más importantes para las marcas, y desde el año pasado hay una que domina sobre las demás: Instagram. Esta plataforma tiene hasta 2 veces más interacciones que Facebook y 11 veces más que Twitter.

Deja un comentario