Columnas

Venezuela, crisis que persiste.

Actualmente la situación política en Venezuela es bastante inestable, pues encontramos un choque de intereses por parte de todos los actores, los cuales no juzgaré si son intereses buenos o malos y junto con esto, las siguientes palabras y declaraciones no tienen una posición política, dirigiéndome con imparcialidad y objetividad, pues lo importante no es si se habla de un Maduro o un Guaidó en el poder, lo importante es poner primero a nuestros hermanos venezolanos.

Podemos identificar que el presidente Nicolás Maduro está bajo presión, pues en el contexto internacional, tiene pocos aliados y en general la mayoría de la comunidad internacional se ha manifestado en contra de su régimen. Por otra parte, el autoproclamado “presidente encargado de Venezuela”, Juan Guaidó, tiene una ventaja sobre Maduro, la comunidad internacional lo ve con buenos ojos. Y es sobre este tema en el cual quiero hacer énfasis, el apoyo de la comunidad internacional hacia el pueblo venezolano.

En esta semana Estados Unidos envió los primeros camiones con ayuda humanitaria a Venezuela, mientras que Colombia, Canadá y otros países latinoamericanos y europeos aún están en la fase inicial de acopio. Los camiones enviados están a la espera del permiso de Caracas para poder entrar en territorio nacional, estos contienen alimentos, suplementos nutricionales, kits de aseo personal y medicamentos.

El problema radica en que Maduro asegura que impedirá el “show” de ayuda humanitaria, mencionando lo siguiente: “No somos mendigos de nadie”.  Fuertes declaraciones sobre una situación grave que vive Venezuela.

Es probable que el mandatario se exprese de esta manera, pues en su realidad y en la que viven sus hijastros, no existe tal crisis y es claro que no padecen hambre (hago referencia a la última noticia ventilada acerca de la lujosa vida que llevan, gastando hasta 45 mil dólares en 18 noches en el hotel Ritz de París).  Si el Ejército frena el ingreso de estos camiones, Maduro dará un nuevo motivo para que la comunidad internacional que está alineada con la oposición (Guaidó), lo acuse de autoritarismo y de mantener una dictadura en dicho país.

Es momento de que estos dos personajes dejen sus intereses personales a un lado y vean lo que necesita su pueblo.

Deja un comentario