Columnas

CONIMER trabajará en conjunto con Claudia Sheinbaum contra la corrupción

Desde su llegada a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo anunció que viene con el firme propósito de limpiar la casa y la capital.

La casa por la gran corrupción que se había hecho costumbre y la capital porque en cualquier calle, callejón, baldío es común observar tiraderos a cielo abierto de cualquier tipo de cachivaches.

En la Confederación Nacional de Industriales del Metal y Recicladores (CONIMER), sus afiliados están listos al llamado de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo para limpiar de todo tipo de cachivaches la capital. Los que tengan valor agregado industrializar los, la basura deberá ser colocada en su lugar pero en orden, así como otro tipo de basura que no sea útil.

Para no saturar los corralones del gobierno capitalino, los afiliados a la CONIMER están prestos a quitar de la Ciudad todo tipo de auto abandonado. Los recicladores son expertos en obtener de las unidades algún valor agregado para obtener recursos económicos para llevar a su hogar.

De paso ayudarían a limpiar la Ciudad y evitar que los autos abandonados sirvan de refugio de maleantes.

Adicionalmente los recicladores podrían coadyuvar para transformar parte de la basura que diariamente se genera en la metrópoli (más 12 mil toneladas diarias). Así ganan los capitalinos, gana la Ciudad y ganan los trabajadores, los últimos de la cadena productiva que transforman lo que en los hogares es inútil.

Así es el oficio de alrededor de 500 mil recicladores o «ropavejeros» que se ganan la vida en el Valle de México, recorriendo zonas que ni la propia policía se atreve hacer. Todo sea por obtener los cachivaches necesarios para llevarlos a los centros de transferencia cómo primer paso para su transformación y procesamiento que den cómo resultado un valor agregado.

Las autoridades capitalinas tienen la última palabra.

Deja un comentario