Columnas

Existe una feminización de la migración

Esta semana se celebró el Día de la Mujer,  un día para festejar y estar contentos, pero sin dejar a un lado el escenario real en el que se tienen que desenvolver las mujeres diariamente. En esta ocasión tocaremos el tema sobre la feminzación de la migración en la actualidad, un término adoptado por organizaciones internacionales y diversos autores.

La migración como ya sabemos se da por muchas situaciones, entre ellas el aspecto económico, la desigualdad social, persecusión política, represiones, etcetera; ya sea migrantes, refugiados, entre otras categorías, todos buscan algo en específico,  una mejor calidad de vida y mejores oportunidades laborales. Lo que vemos hoy, es una creciente migración por parte de mujeres, esta migración tiene impactos cualitativos en el escenario mundial. Los motivos por los cuales las mujeres deciden migrar van relacionados con que en muchas ocasiones se ven violentadas en sus países de origen, no sólo físicamente, también se les limitan sus derechos laborales, así como un ligero porcentaje de mujeres decide emigrar por infelicidad, violencia domestica o problemas en matrimonio.

Siendo estos, los factores para que las mujeres decidan moverse a países del Norte Global en busca de mejores oportunidades y tratos. Las mujeres pueden tener mejores oportunidades como profesionales, incluso para profesionalizarse en la zona del norte del mundo, la zona “mejor desarrollada”, con bases sólidas de principios y valores. La economía global y el neoliberalismo han permitido la feminización de la migración, como también los cambios que se han presentado.

Hoy en día, la feminización de la migración es un fenómeno multidimensional, darle un término en específico me parece correcto, pues últimamente hay más desplazamientos por parte de las mujeres, por diversos factores, como el que exista una creciente demanda de trabajo para las mujeres migrantes en sus destinos o que ya se están transformando en mujeres independientes y proveedoras del hogar. Algo que todos sabemos y que se agrega a esta suma de factores es que las migrantes ganan más dinero en los países a los que llegan, existe una diferencia abismal de salarios.

Como cualquier migrante, las mujeres sufren en el camino muchas violaciones a su persona. Generalmente las mujeres migrantes no se pueden llevar a sus hijos en el viaje. Millones de niños son abandonados por sus madres, las cuales buscan una mejor vida, tanto para ellas como para sus niños. Una minoría ve intereses propios.

La idea es que se tiene que buscar la protección de las mujeres migrantes y lo niños, por medio de mecanismos legales, se pueda proteger a los trabajadores migrantes, tanto en el camino, como en el destino, aunado a esto se tiene que buscar políticas públicas que aporten puntos positivos al trabajo de las mujeres y que protejan sus derechos como personas, como seres humanos.

Sin duda es un día que se tiene que celebrar, pero aún hay mucho por trabajar para poderlo hacer plenamente.

Deja un comentario