Columnas

«El aborto es una falsa salida»: cardenal Carlos Aguiar

BLAS A. BUENDÍA

Reportero Free Lance

filtrodedatospoliticos@gmail.com

“El aborto es una falsa salida, y lo tenemos que decir con todas sus letras. ¿Por qué? Por lo que viene después. Está comprobado que el 85% de las mujeres que abortan, constantemente traen a su mente el acontecimiento como algo que no debieron haber hecho. Esto lo sabemos los sacerdotes que confesamos a mujeres que han cometido el aborto. No es fácil superarlo”.

Así lo dijo el Cardenal Carlos Aguiar Retes al inaugurar el “Foro Horizontes Postaborto” en el Auditorio del Museo Soumaya de la Ciudad de México, organizado por la Arquidiócesis de México, Vifac e Irma A.C.

Por principio de cuentas, el Arzobispo de México dejó en claro que el drama que vive la mujer ante un embarazo no deseado, debe tocar el corazón de todos, pues a menudo ésta queda sola y presionada por el hombre que, ante el machismo cultural que existe en México, busca desentenderse. “Eso es inaudito, esto no debe de ser, pero es lo común”.

Explicó que en otras ocasiones la mujer también se ve presionada por su propia familia que no acepta su decisión e, incluso, a veces es amenazada si decide darle vida al ser que trae en su vientre.

“Este drama es lo que nos tiene que convencer de que, como Iglesia, debemos de ayudar a la mujer, particularmente en estas situaciones, con comprensión, con misericordia, con amor, procurando ayudarle a que descubra el sentido de su vida en ese embarazo que ha tenido, y que no era deseado”.

El Arzobispo Primado llamó a concentrar la atención ese drama, y no tanto en las leyes. “Quiero expresarlo con toda claridad –aseveró– el testimonio que nos dejó Jesucristo, es un testimonio en donde Él mira a la persona antes que mirar la ley. Pensemos en este drama y veamos la ley del aborto como marginal, aun cuando la sociedad y los gobiernos determinen que es posible abortar, ésta no debe ser la norma-directriz de lo que tiene que hacer una mujer, y la Iglesia está para eso, para ayudar a la conciencia”.

El Cardenal Aguiar también se refirió al derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo; al respecto, explicó que en 1948 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció 18 derechos humanos universales, entre ellos el derecho a la vida. “El hecho de que sea universal –apuntó– significa que afecta a toda la humanidad y, por lo tanto, son prioritarios”.

En cambio –continuó– hay derechos humanos que son sectoriales; es decir, que afectan a un sector, a una parte de la sociedad, como son los derechos de la mujer.

“El Papa Francisco nos ayuda a descubrir la relación entre los derechos humanos: el todo es mayor que la parte; es decir, lo universal es mayor que lo sectorial; esto quiere decir que el derecho de la mujer a tomar sus decisiones, no pueden ir en contra de los derechos universales, porque afectan a todos. Es un principio lógico que muchas veces se nos olvidan”, puntualizó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: