CDMX Trabajadores

En el 2020 se basificará a 1,500 trabajadores Del TSJ-CDMX, magistrado Rafael Guerra

El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez, el Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial, Dr. Diego Valdez Medina, así como su Comité Ejecutivo, informaron que el próximo año 2020, a partir del mes de Febrero se basificara a 1,500 trabajadores, con antigüedad de entre 20, 25 30 años, esto con la finalidad de garantizar la estabilidad y seguridad de la base trabajadora y la de sus familias.

Dicho anuncio se dio el pasado fin de semana, en el marco de la celebración, de la fiesta de fin de año, mismo que organiza año con año, el Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial, el magno evento estuvo engalanado por primera vez, con la presencia del Presidente del TSJ-CDMX, magistrado, Rafael Guerra Álvarez, y se con una asistencia de poco más de 3,000 personas.

Un hecho sin precedente, la asistencia de un presidente del Tribunal, a la fiesta de fin de año, pero en esta ocasión por tratarse de un presidente como Rafael Guerra Álvarez, funcionario que cuenta con el arraigo con la base trabajadora, porque Guerra Álvarez inicio su carrera desde abajo, con un cargo de intendencia, mismo que el reconoce y los manifiesta con orgullo. En ese tenor públicamente Guerra Álvarez, manifestó su respeto y reconoció la incansable labor del líder sindical, Dr. Diego Valdez Medina, en pro de la base trabajadora.

La celebración, resulto todo un éxito, ya que se presento un cártel artístico de talla internacional, encabezado por el maestro Alberto Barros y su Tributo a la Salsa Colombiana, La Sonora Dinamita, Grupo Saya, Los Dandys, entre otras agrupaciones. Por si fuera poco y como atractivo especial, se rifo un vehículo con un valor de 150 mil pesos, donde una trabajadora de la Octava

Sala penal, fue la feliz agraciada, además de que se rifaron de una serie de aparatos electrodomésticos.

En un ambiente de cordialidad, se compartió el pan y la sal entre los trabajadores de dicho Tribunal y sus familiares, con una comida de tres tiempos, cuatro botellas por mesa de vino de excelente calidad. Los organizadores al final del evento, reportaron un saldo blanco.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: