CDMX

Chíguil el más enfocado en la seguridad en su alcaldía

En su primer año, la 4T arrojó resultados alentadores en varios rubros. Pero el propio Andrés Manuel López Obrador reconoció que en materia de seguridad todavía no se habían logrado los objetivos planteados. «No ha sido fácil», admitió el mandatario durante una de sus habituales mañaneras en Palacio Nacional.

Ese día, AMLO detalló alguna de las razones que explican los magros resultados en la lucha contra la violencia y la inseguridad. Uno de esos motivos, argumentó, es la falta de coordinación con gobernadores de entidades donde el crimen organizado opera. Por eso, expuso a los gobernadores que más habían faltado a las reuniones del Gabinete de Seguridad.

LPO tuvo acceso al listado de asistencias de los alcaldes en la Ciudad de México. El menos coordinado, por lejos, fue Adrián Rubalcava con 0% de asistencias entre las más de 256 reuniones programadas. El alcalde de Cuajimalpa no fue a ninguna cita.

En el otro extremo del ranking aparece Francisco Chíguil, de la Gustavo A. Madero, quien asistió al 100% de las reuniones. Se trata de un territorio populoso clave para lucha contra la violencia en la Ciudad.

En general, se podría decir que los opositores fueron los que más faltaron y menos cooperaron. Por ejemplo, Octavio Rivero de Milpa (MC) y Julio César Moreno de Venustiano Carranza (PRD) faltaron al 99% y 89% de las reuniones, respectivamente.

Hay excepciones. Llama la atención que Santiago Taboada de Benito Juárez haya tenido un índice de presentismo (52.7%) muy superior al de Victor Hugo Romo (sólo 26.7%), no sólo porque uno es panista y el otro oficialista, sino porque Miguel Hidalgo ha sido protagonista de algunos de los crímenes más visibles de la Ciudad.

Los otros oficialistas destacados fueron Layda Sansores, Raúl Armando Quintero y Clara Brugada, con asistencias del 98%, 95% y 92% respectivamente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: