CDMX

Muera el arrendador o arrendatario, los contratos siguen vigentes: Torrentera

El Tribuna del Poder Judicial de la Ciudad de México recibe alrededor de mil 400 asuntos legales al año, de los cuales el 50 por ciento son por problemas de arrendamiento de inmuebles.

La doctora Leticia Medina Torrentera, juez décimo quinto civil del poder judicial de la Ciudad de México, explicó que muchas veces los arrendatarios caen en mora, cuando el arrendador fallece, no tiene familiares, no dejó testamento y otros familiares pretenden cobrar la mensualidad.

Explicó que los contratos no terminan cuando el arrendador o arrendatario mueren, porque quedan familiares que a través de un juez civil buscaran los pagos.

En el caso del arrendatario, explicó, pudo dejar un adeudo de varios meses, pero si en la vivienda continúan ahí familiares, absorberán la deuda pagándola y mantener vigente el contrato.

Todo ello, explico, deberá realizarse a través de un juez en materia civil.

Recordó que desde el sismo de 1985, todo está debidamente regulado para evitar juicios costosos y largos en perjuicio de las dos partes.

Explicó que actualmente todo está debidamente regulado, con claro beneficio a los arrendatarios, aunque muchas veces se confían, pierden los juicios y tienen que ser desalojados.

Reconoció que la mayoría son grupos vulnerables.

“Hay que dejar en claro que cuando el arrendador muere no se termina el contrato con el arrendatario, por eso la importancia de que exista un contrato firmado”, concluyó la juez Leticia Medina Torrentera.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: